Amplio rechazo de la oposición a la expropiación de Grupo Vicentin

1505

Desde Juntos por el Cambio criticaron la maniobra del Gobierno para quedarse con el emblema del agro. “Ya tendrán tiempo de compararnos con Venezuela y con el infierno”, ironizó el presidente. Economistas y ex funcionarios también se expresaron en contra.


A pesar de haber calificado como “idea loca” la posibilidad de avanzar en la estatización de empresas, el presidente Alberto Fernández dio el primer paso hacia lo que él llama “la soberanía alimentaria”. Fue a través de la intervención del Grupo Vicentin, emblema del agro argentino que declaró la quiebra e ingresó a un concurso de acreedores por una deuda de 1.350 millones de dólares.

En conferencia de prensa, el mandatario anunció además que el Gobierno buscará expropiar los activos de la compañía mediante una ley que enviará al Congreso. De ser aprobado el proyecto, de esos activos se haría cargo YPF Agro, concretando así la expropiación tan ansiada.

“El Estado es el principal acreedor de la empresa. La vamos a rescatar, es una empresa líder para que continúa funcionando y sus trabajadores tenga la tranquilidad de seguir trabajando, lo mismos que los productores que le venden lo que producen”, precisó el mandatario, asegurando que se declarará a la empresa de interés público.

Gabriel Delgado, un economista del INTA de mucha confianza de Fernández, ya fue designado como el interventor de la compañía. Se trata de un ex secretario de Agricultura que sonó para ser ministro casi hasta último momento en el que fue elegido Luis Basterra.

La oposición no demoró en expresarse en las redes sociales con duras críticas a la iniciativa del kirchnerismo. Uno de los primeros fue el diputado nacional Héctor Toty Flores, quien disparó en su cuenta de Twitter: “En el kirchnerismo no existen las causas nobles, siempre hay un curro detrás. Cuál será el que viene detrás de la #intervención de #Vicentin?“.

En la misma línea, su par de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias relacionó la medida del Gobierno con un idéntico anuncio que hizo la Venezuela de Chávez en 2014. “Naaaa. Qué vamos a ser Venezuela! Naaa.
Callate, Iglesias; Aníbal Fernández del PRO!
“, tuiteó con ironía.

Luis Petri, del radicalismo, también se mostró en contra de decisión del oficialismo y se descargó con una catarata de tuits. “La expropiacion de Vicentin es un muy mal mensaje que da el Gobierno, una pésima salida en términos de confianza para generar inversión en un momento en que la economía necesita certezas, el Gobierno gira a la Venezuela“, comenzó el dirigente.

Y siguió: “Esto no es un rescate, esto es tomar por asalto una empresa privada, había otras alternativas menos conflictivas, en momentos de parálisis económica producto de decisiones estatales, más que una invitación a venir a invertir al país y es una puerta de salida“.

Imagino que la expropiación por DNU de una Vicentín va a ser un antecedente que generará “gran confianza” en el medio de las negociaciones por la deuda. Suerte Guzmán! No hay coronavirus que tape el desastre que es este horrible gobierno“, tuiteó por su parte la ex titular de la Oficina Anticorrupción durante el macrismo, Laursa Alonso.

El economista Roberto Cachanosky fue otra de las voces que críticas del Gobierno en las redes sociales. “No pueden manejar eficientemente ni Aerolíneas y menos el sector público y quieren estatizar Vicentin”, se quejó.