Petri: “Lo que más preocupa es la segunda ola de la improvisación y la mentira”

504

El diputado destrozó al Gobierno por la escasez de vacunas y su “daño irreparable a la salud”. “Hoy mueren personas cuyas vacunas terminaron en brazos de militantes”.


Se acaban las vacunas, el gobierno admite que no tiene precisión de cuándo llegarán más dosis, los contagios superan el récord día a día y crece el número de hospitales con el 100% de ocupación en camas de terapia intensiva.

En medio de este escenario alarmante, en Casa Rosada planean volver a utilizar la estrategia que fracasó en 2020 y le dio el golpe de gracia a millones de trabajadores que perdieron su fuente de ingresos.

Luis Petri, diputado de la UCR y uno de los dirigentes más combativos de la oposición, sostuvo este martes que “lo que más le preocupa más que la segunda ola, es la segunda ola de la improvisación y la mentira”. “El Gobierno estaba preavisado, la pandemia no la toma sin conocimiento. Desde agosto en Europa se está viviendo la segunda ola y se sabe que es más cruel y más letal”.

En la primera ola murieron 132 mil personas en Europa, desde agosto a diciembre murieron 152 mil. Había que poner a un funcionario en el Ministerio de Salud a mirar la TV española o italiana, nada más. Pero se dedicaron a improvisar, se abrazaron inicialmente a la cuarentena y así terminaron destrozando el sistema económico productivo y generando un daño irreparable a la salud. Posteriormente se abrazaron a la vacuna, dijeron que en diciembre tendríamos 10 millones de vacunados y para febrero/marzo íbamos a tener 20 millones”, continuó el legislador en El diario de Leuco por LN+.

Al mismo tiempo, Petri insistió en que “aún no explican por qué no cerraron la negociación Pfizer y que se nos están acabando las vacunas”. Luego recordó que “en un escándalo sin precedentes con pocas vacunas, terminaron habilitando un salvoconducto para vacunar a los poderosos, y esto también habla de la impunidad. Porque vacunaron a los poderosos, y en vez de juzgarlos y pedirle la renuncia, lo que dijeron era que se saltaron en la cola. Y no es así. Cometieron un delito”.

Hoy muchas personas mueren o están en problemas porque las vacunas que estaban destinadas a ellas terminaron en brazos de militantes que hacían la V y festejaban, ese patriotismo de verse vacunado antes que la población de riesgo y el personal esencial“, completó el diputado.