Para el Gobierno, el pobre nivel educativo es “culpa de Mauricio Macri”

273

“Cuatro años de desinversión del gobierno anterior”, fue la excusa de la vocera Cerruti luego de los preocupantes resultados de los alumnos argentinos, comparados a los otros países de la región.


Como ya es costumbre, el Gobierno nacional tuvo cero autocrítica y salió a criticar al expresidente Mauricio Macri por los resultados obtenidos por alumnos argentinos, en un estudio que fue llevado a cabo en 2019 por el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE) y realizado por la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de la Unesco.

En el mismo se evaluó el desempeño en Lengua, Matemáticas y Ciencias Sociales de estudiantes de 3er y 6to grado de 16 países de América Latina y el Caribe y el resultado que mostró la Argentina estuvo por debajo del promedio regional en cuatro de las cinco evaluaciones.

El desprecio por la educación pública del gobierno de Mauricio Macri nos llevó a un piso histórico. Las evaluaciones del 2019 muestran el daño infringido por la desinversión en el área. Desde ese desastre, más las consecuencias de la pandemia, estamos reconstruyendo”, aseguró la vocera de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en Twitter.

En comparación con 2013, momento en el que se hizo la evaluación anterior, la Argentina cayó en todos sus resultados, excepto en la prueba de lectura para los alumnos de 6to, en donde obtuvo la misma calificación. En 2006, la primera vez que se hizo el Estudio Regional Comparativo y Explicativo (ERCE), la Argentina quedó por encima del promedio en las cuatro asignaturas evaluadas. Luego, en 2013, ya se observaba una caída en el rendimiento en relación con la región. En el estudio publicado hoy sobre la evaluación realizada en 2019, los estudiantes argentinos obtuvieron peores resultados que el resto en matemática, ciencias y lengua.

El ERCE es una prueba realizada sobre una muestra que la Unesco considera representativa. En 2019 se evaluaron a 4500 escuelas y 202.000 alumnos entre la Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. Los resultados alarman porque el ERCE, a diferencia de otras evaluaciones como PISA, confecciona un cuestionario que se basa en las currículas locales, es decir, pregunta por los contenidos que los estudiantes deberían haber incorporado.

En las dos asignaturas evaluadas en 3er grado, los estudiantes argentinos quedaron ocho puntos por abajo del promedio regional. Alcanzaron 689 puntos de promedio en lectura y 690 en matemática. En matemática, el 48,9% solo pudo alcanzar un rendimiento básico, mientras que en lengua el 46% de los alumnos pudo rendir en el nivel 1.

Los estudiantes de 6to, en tanto, pudieron alcanzar el promedio general en lectura. Llegaron a los 698 puntos. Sin embargo, en matemática quedaron siete puntos abajo del rendimiento regional. Y los peores índices surgieron con la evaluación de ciencias naturales, donde la Argentina quedó 20 puntos por debajo del resto de los países evaluados.