Nuevo ataque de Mapuches contra vecinos y la policía en Villa Mascardi

778

Los encapuchados salieron a las calles con la impunidad de siempre. Apedrearon y golpearon a Diego Frutos, dueño de la cabaña La Cristalina. Periodistas también fueron amenazados con cuchillos.


Nuevamente, integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu protagonizaron un hecho de violencia en la Patagonia. En este última oportunidad hirieron con piedras y a los golpes a un vecino de Villa Mascardi y atacaron a personal de prensa y de la policía de Río Negro, en el marco de un violento corte de la ruta 40 por el 3° aniversario de la muerte de Rafael Nahuel (22) durante un enfrentamiento con Prefectura Naval Argentina.

Diego Frutos, propietario de la cabaña La Cristalina, que fue incendiada en agosto pasado, fue apedreado y sufrió golpes de puño por militantes de la lof. El vecino fue trasladado en ambulancia hasta el hospital Zonal Ramón Carrillo y no se ha informado sobre su estado de salud.

Tras el salvaje ataque, Frutos quedó tendido en el suelo y cuando la policía rionegrina se hizo presente para colaborar, los agentes también recibieron numerosos piedrazos que lanzaron los mismos mapuches.

Hago responsable al gobierno por la falta de protección a los vecinos de Villa Mascardi. De una forma salvaje hoy fueron agredidos varios de ellos, entre los que estaba Diego Frutos, con quien me reuní días atrás. Si apañan a los violentos lejos estamos de solucionar el problema“, se quejó Patricia Bullrich en Twitter.

El dueño de La Cristalina es uno de los vecinos más activos en la difusión de las agresiones que ha involucrado a la toma en Mascardi. Vive bajo amenazas y agresiones de todo orden, y se mantiene viviendo parte del año en las habitaciones de su propiedad que sobrevivieron al fuego.

Los integrantes de esta comunidad también amenazaron a personal de los medios regionales El Cordillerano y Río Negro a los que expulsaron del lugar. Durante la preocupante secuencia los desconocidos exhibieron armas blancas de diverso tipo, según trascendió.