Nueva promesa de Alberto: en abril estaría vacunada toda la población de riesgo

855

Pese a los fallidos cálculos del Gobierno desde que llegó el primer lote de vacunas al país, ahora el presidente asegura que “si se concretan los acuerdos”, a fines de abril estará inmunizada toda la población de mayor riesgo.


Esta semana la provincia de Buenos Aires alcanzó el millón de vacunados y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, visitó durante la mañana de este lunes una posta de inoculación en la Universidad Nacional de Lanús. “Lo que hace falta es preservar la salud, antes que la renta”, expresó el mandatario, en línea con sus primeros discursos del inicio de la pandemia, donde puntualizaba en mantener la economía en un segundo plano, ante el avance del Covid.

Reiteró su idea de no concebir a la vacuna “como parte de un comercio”, sino que la entendió como “un bien global al que todo el mundo pueda acceder”. Gratificado por tener más de tres millones de inoculados en el país, arengó: “¡Vamos por más millones!”.

La carencia de vacunas y la alta demanda a nivel mundial fueron los motivos con los que justificó el retraso en el calendario oficial que se había planteado, en línea con los dichos de sus funcionarios más cercanos, estas últimas semanas. A pesar de ello, anticipó que si se concretan los últimos acuerdos con los proveedores de vacunas, en abril terminarán de inocular a las personas de riesgo.

El propósito era que las personas de mayor riesgo pudieran estar vacunados el 31 de marzo, creo que esa fecha se va a extender un mes”, indicó Fernández, quien también se refirió a la primera cadena nacional que brindó, la semana pasada. “Le asigno a la palabra un valor central, por eso días atrás preferí dar un discurso breve en cadena nacional, para contarles a todos en qué lugar estamos y qué objetivos buscamos”, argumentó, luego de las críticas de la oposición en cuanto a que solo transmitió “incertidumbre”.

También, sobre quienes integran los espacios no oficialistas, comentó: “Leía algún comentario de algún opositor que decía ‘la improvisación que hay detrás’. Lo que menos hay es improvisación, hay un enorme esfuerzo en un mundo donde el acceso a la vacuna es muy complejo”. Además, manifestó que “a veces duelen los comentarios fáciles”, e insistió con un concepto que utilizó en otras oportunidades: “Una cosa es hablar en Twitter y otra es gobernar, los que estamos gobernando -e incluyo a los gobernadores- sabemos los cuidados que tenemos que mantener”.

Cuando la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo en enero que evaluaban aplicar solo una dosis de la Sputnik V para “vacunar a más gente”, el plan recolectó voces disidentes. “Todos tienen que entender que algo por lo que fue criticada la pobre Carla, ahora tenía razón. La primera dosis ya da una inmunidad muy importante, en algunos casos es 80% de la inmunidad total que la vacuna puede dar. Con la primera dosis no tenemos garantías de que no se contagien, pero si se contagian van a sufrir muchísimo menos”, refirió Fernández.

En la Argentina, según el Monitor Público de Vacunación, 2.535.054 personas fueron inoculadas con la primera dosis y solo 607.390 con la segunda. “Logramos acuerdos con todos los que quisieron hacer acuerdos con nosotros y que nos exigen condiciones razonables”, detalló Fernández, en una indirecta alusión a Pfizer, uno de los laboratorios predilectos en los países desarrollados, que produjo una vacuna a la que la Argentina no accedió.