Más aerolíneas podrían irse del país por las restricciones del Gobierno

291

Así lo advirtieron desde la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (JURCA), con fuertes cuestionamientos al bajo cupo de ingreso de pasajeros al país. “No miden la pérdida económica que implica operar los escasos vuelos autorizados”, se quejan.


En medio de la situación desesperante de los miles de ciudadanos varados en el exterior por las restricciones del Gobierno nacional, se suma otro duro reclamo por parte de la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (JURCA).

A través de un explosivo comunicado emitido este jueves, el sector advirtió que no se está teniendo en cuenta “la pérdida económica que implica operar los escasos vuelos autorizados”, y que la decisión de continuar por este camino empujará a numerosas aerolíneas a “definir la suspensión de su actividad en nuestro país”.

JURCA le recordó a Ejecutivo que cuatro aerolíneas -Latam, Qatar, Emirates y Air New Zealand- ya se retiraron del país a lo largo de este último año y que otras nueve -British Airways, Cubana de Aviación, Emirates, Ethiopian, Alitalia, Air Canada, Sky, Gol, Azul y Level- suspendieron sus operaciones tras los cierres de fronteras.

“Debido a la falta de previsibilidad y planificación, otros asociados están analizando que, de mantenerse las condiciones de operatividad actuales, deberían definir la suspensión de su actividad en nuestro país”, indica el comunicado, que cuenta con la firma del director ejecutivo Felipe Baravalle.

Al referirse al leve aumento del cupo de vuelos que pueden ingresar al país, el empresario planteó: “En virtud de las aprobaciones de vuelos recibidas desde ANAC por nuestras asociadas, encontramos con sorpresa que, a pesar de haberse incrementado la cantidad de vuelos, en muchos casos se ha reducido aún más la capacidad de ocupación de las aeronaves (se aprueban vuelos pero se limita la cantidad de pasajeros que pueden abordarlos a un número menor aún que con la norma anterior)”.

“Eso es no medir ni cuantificar la pérdida económica que implica operar los escasos vuelos autorizados, al punto de poner en riesgo la continuidad de los mismos y la conectividad actual de nuestro país con el resto del mundo”, agrega el comunicado.

El viernes pasado, el Gobierno amplió el número de personas que dejará entrar semanalmente al país hasta el 6 de agosto, respecto al cupo de 600 pasajeros a los que permitía ingresar diariamente desde fines de junio con el argumento de evitar la llegada de la variante delta del coronavirus. Un total de 5200 pasajeros pueden ingresar por vía aérea esta semana; la cifra se elevará a 6300 entre los días 17 y 23, y a 7000 en la semana del 24 al 30 de julio y la del 31 de julio al 6 de agosto. Tomando el número por día, se percibe que el aumento fue reducido.

La norma publicada el 9 de Julio ahora menciona un cupo de pasajeros semanales y lleva el mismo a 742 diarios para la primera semana de aplicación, y a 900 y 1000 pasajeros en las semanas subsiguientes. Está claro que estos montos siguen siendo insuficientes para resolver el problema ocasionado”, cuestionó JURCA.

La Cámara criticó también que la industria aeronáutica no haya participado de la planificación y asignación de frecuencias, y que haya sido definida unilateralmente por las autoridades locales y la ANAC. También cuestionó que el organismo no autorice hasta el momento nuevos vuelos más allá del fin de mes. “A los ciudadanos y residentes argentinos imposibilitados de regresar a su país no se le puede informar una fecha cierta de regreso, ya que sólo se han autorizado vuelos y capacidades hasta el 31 de julio, desconociendo la industria qué se va a autorizar o denegar con posterioridad a dicha fecha”, agregó.