La mafia sindical obligó al cierre de una planta de SanCor: “Ningún kirchnerista pone el grito en el cielo”

606

Los paros lograron que la fábrica de quesos en Santa Fe no pueda producir los ingresos necesarios para sostenerse. El fuerte cuestionamiento de José Luis Espert contra el Gobierno.


Tras un mes y medio de conflictos gremiales que no permitían el normal funcionamiento de una de sus plantas de quesos blandos, SanCor tomó la decisión de cerrarla de forma permanente.

La misma estaba ubicada en San Guillermo, provincia de Santa Fe, y sus socios no lograron sobrevivir a la falta de producción.

El establecimiento, que contaba con 26 trabajadores, había estado inactiva por más de tres años, pero gracias a un acuerdo con un socio en junio del 2023 retomó sus actividades. Se trató de un convenio comercial entre la empresa y Aristeo SA, que durante estos meses envió materia prima de la zona.

Conocida la noticia, el diputado de Juntos por el Cambio José Luis Espert cruzó en duros términos al kirchnerismo por no interceder ante el gremio. “Acá han quedado cientos (o miles) de trabajadores en la calle y no veo a ningún kirchnerista poniendo el grito en el cielo”.

“Pretendo lo mismo cuando se despidan ñoquis del Estado, verdaderos ladrones, chorros del sueldo de los buenos empleados públicos y de los contribuyentes”, destacó en su cuenta X.