Luis Naidenoff: “Ya no van por la Justicia, pretenden ser la justicia”

370

El senador opositor por Formosa habló de la importancia que tendrán las próximas elecciones y se refirió a la situación que vive su provincia. “Donde no hay alternancia, la democracia está en deuda”.


“En esta elección se necesita equilibrar poderes. Es un gobierno que está marcado por la impronta autoritaria, no es una novedad. No creo que estemos yendo a Venezuela, sí me parece que los modelos a los que vamos es el de Formosa y Santa Cruz“, advirtió este miércoles Luis Naidenoff, senador de Juntos por el Cambio por Formosa, entrando en la recta final hacia la campaña electoral.

Invitado al piso de El diario de Leuco por LN+, insistió en que “hay que terminar con una visión que atrasa. El Kirchnerismo es el fiel reflejo del atraso en Argentina, tienen los peores socios, los peores ejemplos, atrasan la mirada de un Estado paternalista que no acompaña ni a los emprendedores ni al sector privado, donde pareciera que generar es palabra prohibida”.

La única manera de crecer es atraer inversiones y para eso eso se requiere un andamiaje institucional del Estado. Creo que la arremetida que empezó en el primer Gobierno de Cristina Kirchner está inconclusa, no solo buscan llevarse puesto las instituciones sino también el último pilar que es el refugio de los ciudadanos. Ya no van por la Justicia, pretenden ser la justicia”, profundizó.

Y agregó: “Cuando el camino para los que emprenden y los jóvenes es mirar afuera porque acá no hay futuro, nos jugamos mucho más que el equilibrio, nos jugamos o dejar atrás el atraso y empezar un camino de reconstrucción que siempre hay esperanza, pensando en una Argentina que tenga la capacidad de incluir y terminar con enormes divisiones que nada ayudan para las generaciones futuras”.

Consultado sobre la crisis que azota a la provincia de Formosa bajo los permanentes atropellos del gobernador Gildo Insfrán, el dirigente opositor dejó en claro que “es una provincia monocolor, donde no hay alternancia y por ende la democracia está en deuda”.

“A partir de la irrupción de Insfrán, la pandemia lo que ha reflejado es la fractura expuesta de una sociedad. Por una parte el autoritarismo a mansalva y por la otra la decisión de un gobierno de ejercer con mayor vehemencia el control social. Estos abusos son ejemplos de que te controlan, que te pisan, un Estado que no tolera la libertad de prensa y que no tolera la libertad del ciudadano”, se quejó Naidenoff.