Lerner, sobre la situación del país: “Acá los problemas son morales”

888

El cantante visitó el programa de Alfredo Leuco en LN+ para profundizar sobre la dura carta que publicó en Facebook respecto a la crisis social y económica que sufre la Argentina.


Este último fin de semana, a través de su cuenta oficial de Facebook, Alejandro Lerner hizo un duro descargo sobre la realidad que vive la Argentina. Tras su reciente viaje por Israel y España, el cantante comparó sus experiencias en dichos países y lanzó una profunda reflexión que se hizo viral.

Hace rato que algo en mí me viene haciendo ruido, sobre todo después del viaje por España y por Israel. Transitar por un país que vive en guerra esperando los misiles tiene un costo y eso se siente”, comenzó escribiendo el autor de “Volver a empezar”. “El enemigo es real, es un país chiquito con un alma enorme y conviven con un estado de alerta y de supervivencia que los obliga a tener sus prioridades en orden y al acecho”.

España es lo que Argentina podría ser, un país hermoso con un idioma cercano, lo cual es un alivio siempre -continúa Lerner-. La comida, las calles, la arquitectura, todo es familiar, pero la gran diferencia que yo he sentido es que se puede vivir en un clima de tranquila, normalidad y convivencia. No hay olor a miedo en las calles”, argumentó. “Un comentario que me llamó la atención: ‘aquí te pueden hurtar pero no te van a matar o agredir físicamente para robarte’. Y esa es una sensación que se respira y se comparte”.

Invitado al programa El diario de Leuco por LN+, el prestigioso artista argumentó el motivo de su descargo y afirmó que “en Argentina los problemas son morales”.

“Siempre es mejor expresarse. Lo que veo es que hay muchas opiniones políticas y científicas, pero pocos que pueden hablar del lenguaje del ciudadano. Qué pasa con los que no somos militantes, somos los esperanzados. Estos números nos abruman pero confiamos en que se resuelvan los problemas“, se quejó Lerner.

Y siguió: “Pero los problemas son morales, no son intelectuales. Acá hay algo quebrado, que Argentina en alguna época fue un proyecto en común. Y ahora es un modelo de poder. Para el ciudadano medio no nos resuelve la visión de futuro. No veo ningún político que haya nombrado la palabra progreso”.

La nota