“La transparencia no es lo suyo”: la reacción que condenó a Rossi en su intento de negar la “mesa militar” de inteligencia

487

El interventor de la Agencia Federal de Inteligencia dijo que denunciará a los medios y periodistas que informaron sobre dicha tarea y quedó en offside. La oposición pide explicaciones.


Agustín Rossi, interventor de la Agencia Federal de Inteligencia, anticipó en las últimas horas que presentaría una denuncia penal en la Justicia por una presunta violación a la Ley de Inteligencia por parte de los periodistas Daniel Santoro y Joaquín Morales Solá, quienes publicaron en Clarín y La Nación, respectivamente, una serie de artículos en los que denunciaron la supuesta existencia de una “mesa militar de espionaje” en la AFI.

Esta denuncia de Rossi, por “revelación de secretos políticos y militares” en las dos versiones que prevé el Código Penal para esa figura, dolosa y culposa, que ya fue presentada y en la que también se incluyó a los medios mencionados anteriormente, se da porque las notas publicadas daban cuenta de la existencia de un entramado en el que también vinculaban al extitular del Ejército César Milani.

A confesión de parte, relevo de pruebas. Es así nomás: un aparato paraestatal de inteligencia ilegal y con alta sofisticación”, fue la frase que utilizó en las redes sociales Patricia Bullrich, titular del PRO, para graficar el fallido del funcionario en su intento por negar la existencia de la mesa militar de Inteligencia.

“El kirchnerismo ataca a la prensa libre, a la justicia y a la oposición. Rossi, quien todavía debe explicaciones por poner en riesgo al país con el avión iraní, vuelve a demostrar que la transparencia no es lo suyo. Pedimos explicaciones, devuelven amenazas y denuncias“; opinó por su parte el diputado Cristian Ritondo.

En su descargo, el periodista de Clarín Daniel Santoro aseveró que lo que hizo fue “el trabajo periodístico”. “Tengo el derecho de informar lo que preguntan legisladores nacionales, como Cristian Ritondo o Alfredo Cornejo. Ellos estaban haciendo preguntas sobre un delito y no hay secreto de Estado que valga”, sumó.

Contundente, esgrimió: “No he violado ninguna ley ni nada por el estilo, sino que he hecho mi trabajo de informar consultando fuentes parlamentarias por un lado, y llamando al vocero de la AFI por el otro”.