La historia se repite y vuelven a sonar las cacerolas

290

El anuncio de Alberto Fernández sobre las nuevas restricciones generó intensas protestas en muchos barrios de la Ciudad y el conurbano. La suspensión de las clases presenciales fue la medida más repudiada.


Minutos después de que el Presidente Alberto Fernández anunciara nuevas medidas de restricción ante el avance de la segunda ola del coronavirus, vecinos de distintos puntos de la Ciudad y el conurbano salieron a los balcones con sus cacerolas para mostrar sus descontento ante el discurso.

Las medidas entrarán en vigencia el viernes 16 y perdurarán hasta fin de mes. Una de las decisiones que más sorprende por parte del Poder Ejecutivo es la suspensión de clases presenciales en los tres niveles educativos durante dos semanas. El ciclo escolar se reanudara a partir del próximo lunes 19 bajo la modalidad virtual. Entre otras modificaciones, de 20 a 6 hs no se podrá circular por la vía pública y los locales gastronómicos deberán cerrar sus puertas a las 19, continuando luego con la entrega en el mismo negocio o por delivery. Las actividades recreativas en espacios cerrados también quedarán restringidas.

Palermo, Núñez, Belgrano, Barracas y Flores fueron algunos de los barrios en donde más se escuchó el ruido metálico desde las casas y los edificios.