CABA le quitó los planes sociales a 1400 familias que no mandaron a sus hijos a la escuela

387

La decisión se debe a no cumplir con la regularidad escolar definida por el Ministerio de Educación. Es el 8% de los alumnos que reciben el beneficio estatal.


El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializó la quita de los planes sociales a 1.445 familias por no mandar a sus hijos a la escuela.

Según informaron en el Ejecutivo que comanda Horacio Rodríguez Larreta, se trata del 8% de los 17.798 estudiantes porteños que reciben ese beneficio, lo que significa que el 92% restante asistieron los días de clase reglamentados para mantener el componente. En este sentido, desde Ciudad informaron que la vuelta a clases post pandemia marcó un aumento considerable del ausentismo escolar. En efecto, en 2022, se constató que había un 30% de estudiantes que faltaban a clases al menos una semana al mes.

Frente a esta situación, el Ministerio de Educación de la Ciudad que conduce Soledad Acuña tomó la decisión de modificar las condiciones que debe cumplir un estudiante para ser considerado “alumno regular”. Aquellos alumnos que no alcanzan con la asistencia mínima (85% de los días efectivos de clases por bimestre) pierden su condición de regular y deben asistir a instancias adicionales -como clases los sábados o escuela de verano e invierno- para recuperar la regularidad y promocionar el año.

Además, se estableció que se les quitaría el plus escolar a los adultos beneficiarios de Ciudadanía Porteña que no cumplieran con la contraprestación obligatoria de enviar a sus hijos a la escuela. “Al cambiar el sistema de incentivos, logramos que 8.998 estudiantes de inicial y primaria que faltaban de forma reiterada a la escuela, mejoraran su conducta y lograran recuperar del tercer al cuarto bimestre del año pasado su condición de regularidad”, señalaron en el gobierno porteño.

De acuerdo a lo publicado en Todo Noticias, la medida se anunció en conferencia de prensa en agosto del 2022 y desde ese momento entró en vigencia para los niveles inicial, primario y secundario. Esto tuvo un impacto directo en el programa social Ciudadanía Porteña que perciben las familias para 23.600 chicos. Como contraprestación, el plan exige que los padres aseguren la escolaridad de los hijos. Ahora, si pierden la constancia de alumno regular, ya sea por estar debajo del 85% del presentismo por bimestre o por haber faltado 25 veces de forma injustificada a lo largo del año, perderán también el ingreso.

Según los datos arrojados por el sistema de presentismo en línea, al finalizar el ciclo lectivo 2022, eran 26.383 los estudiantes que habían perdido su condición de alumno regular. Esto representa el 15% de la matrícula total de inicial y primaria de escuelas de gestión estatal. De ese universo, 21.970 faltaron entre 7 y 10 días por bimestre.

Por otra parte, se detectó una situación crítica de 4.413 alumnos de nivel primario que habían faltado por lo menos 30 días en 4 meses. Sobre este grupo, se activó una estrategia personalizada. Desde Educación informaron que un equipo técnico del ministerio salió a buscarlos casa por casa para ofrecerles instancias de recuperación y revinculación. Hoy se encuentran inscriptos en escuelas de la Ciudad.