La Argentina se abstuvo de condenar el proceso electoral en Venezuela

423

Sin el apoyo del Gobierno argentino, la 50° Asamblea General de la OEA condenó el sistema de comicios que promueve Nicolás Maduro.


En contra de la postura de todos los países que integran el Grupo de Lima (Brasil, Chile, Uruguay y otros) y la posición de naciones como Estados Unidos, la Argentina se negó a votar en la 50° Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que condenó la convocatoria a elecciones legislativas para el 6 de diciembre que hizo el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

La resolución que se votó en la OEA señala “la falta de condiciones democráticas mínimas para garantizar unas elecciones” legislativas libres y transparentes en Venezuela tal como las quiere imponer Maduro frente a la negativa de la oposición venezolana.

Hubo 21 votos a favor de esa resolución de condena a ese llamado a elecciones, entre ellos los de Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y de Venezuela, en este caso representada por el gobierno paralelo de Juan Guaidó y la Asamblea Nacional opositora, que no es reconocido por la gestión de Alberto Fernández. La Argentina se abstuvo junto con otros ocho países: Barbados, Belice, Granada, Guyana, México, San Cristobal y Nieves, Surinam y Trinidad y Tobago. En contra de la resolución votaron sólo cuatro: Antigua y Barbuda, Dominicana, Nicaragua, y San Vicente y Las Granadinas.

El documento aprobando condena “las acciones del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro que socavan el sistema democrático y la separación de poderes, por medio del control del Tribunal Supremo de Justicia y usurpando las funciones constitucionales de la Asamblea Nacional de legislar en materia electoral y designar a los miembros del Consejo Nacional Electoral”.

Uruguay se diferenció fuertemente en esta Asamblea de Argentina -que estuvo representada por el vicecanciller Pablo Tettamanti- y de los otros países que se abstuvieron o votaron en contra de la resolución. “No hay margen para el matiz. O se está del lado de los derechos humanos y la recuperación democrática en Venezuela o se está del lado de la tiranía. No hay punto intermedio. Resultan francamente impactante algunas posturas” señaló Manuel Juan Washington Abdala, embajador de Uruguay en la OEA. Uruguay era uno de los patrocinantes de la resolución que no aprobó Argentina

El Gobierno mantuvo en esta sesión en silencio a Carlos Raimundi, el representante argentino ante la OEA, que en el último encuentro del organismo pidió “no estigmatizar” al régimen venezolano, justo en momentos en que la ONU se aprestaba a votar una resolución a favor del informe de Michelle Bachelet y de una misión que investiga las vejaciones a los derechos humanos en Venezuela. El gobierno votó en la ONU a favor de estas y está en sintonía con la Alta Comisionada. A diferencia de sus pares, Raimundi no habló entre martes y jueves. La palabra estuvo a cargo de Solá y Tettamanti.

En la OEA también se votó otra resolución, que también fue promovida por Estados Unidos, que busca incrementar la presión a Nicaragua para que reforme su sistema electoral. El régimen de Daniel Ortega y de su mujer Rosario Murillo mantiene cercada a la oposición y aplican una fuerte represión. La Argentina también se abstuvo en este caso.

La Asamblea además adoptó por aclamación una declaración de apoyo a la Argentina en su reclamo de soberanía de las Malvinas, islas Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y del llamado al diálogo para resolver el conflicto -como recomendó la ONU- y que el Reino Unido no responde.

Con información de Clarín