Juez y los cambios en Magistratura: “Cristina arrebató una silla que no era de ella”

476

Finalmente la Corte Suprema aceptó las designaciones de Roxana Reyes y Martín Doñate, el dirigente que puso la vicepresidenta para quitarle un puesto a la oposición en el Consejo.


Tras las idas y vueltas, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió este martes el futuro de los legisladores Roxana Reyes y Martín Doñate en el Consejo de la Magistratura. Finalmente, el máximo tribunal aceptó tomarles juramento como nuevos integrantes del organismo que elige y remueve jueces. De esta manera, se completará la conformación de 20 miembros. Al mismo tiempo, se declaró “inconstitucional” la reforma del cuerpo que impulsó Cristina Kirchner en 2006.

El presidente del Consejo y, al mismo tiempo, de la Corte, Horacio Rosatti, deberá fijar ahora la fecha de la jura, que en principio sería este jueves a las 12.00. Cabe remarcar que las designaciones del senador oficialista Doñate y la diputada opositora Reyes no son definitivas. La convalidación del tribunal está sujeta a la resolución final de los reclamos que tramitan ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal contra ambas designaciones, según consignó NA.

La Acordada 11/22 lleva la firma de los cuatro jueces de la Corte. En la misma, se señala que “la remisión de los títulos de Doñate y Reyes no supone la emisión de opinión o juicio de ningún tipo respecto de su validez”. “Al encontrarse discutida dicha validez en sede judicial, es frente a los magistrados competentes donde deberá saldarse definitivamente cualquier discusión al respecto”, explicó el documento.

Entrevistado en LN+, el senador Luis Juez Luis Juez expresó el desencanto con el máximo tribunal de Justicia. “Cristina arrebató una silla que no era de ella”, sentenció. El lugar de Doñate podría haber sido para el cordobés. Sin embargo una división del bloque oficialista, marcó el fin de las aspiraciones de Juez.Pese a la «jugada» kirchnerista, el parlamentario opositor no dudó en manifestar su molestia: “Una Justicia que le dice al Presidente que puede pagar con plata la destrucción de la palabra presidencial; el tipo que dictaba un decreto y decía que el que no cumpla va a ir en cana, es el primero que la viola, y el fiscal dice, no importa; lo puede remediar con plata”, argumentó.

La Corte tiene una forma muy particular de no decir nada para convalidar un hecho violento”. En la aprobación de la Corte Suprema de Justicia vio a Cristina Kirchner como una de las responsables. Según el dirigente opositor la vicepresidenta trabaja con el Poder Judicial de acuerdo a sus necesidades. «Ha instalado el vale todo«, afirmó.