“Ilegítimo y discriminatorio”: la furia de Larreta con la AFIP por el revalúo inmobiliario

545

El jefe de gobierno advierte que la suba de la valuación en el impuesto a los Bienes Personales “atenta contra la seguridad jurídica”. Exigió que se revoque la medida.


En otro capítulo de la pelea entre Nación y Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta le pidió la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, que revoque el dictamen que dispone un fuerte aumento de la valuación de inmuebles porteños que integran la base imponible del Impuesto sobre los Bienes Personales.

El jefe de gobierno porteño insiste que la medida “es ilegítima, discriminatoria y atenta contra la seguridad jurídica”. De acuerdo con las cifras oficiales, con la modificación del criterio de AFIP, unos 220.000 nuevos contribuyentes quedarán afectados a Bienes Personales.

Así lo planteó el referente opositor en una dura carta, en la que sostiene que el dictamen es fuertemente discriminatorio porque “solo afecta las valuaciones de inmuebles de la Ciudad, elevándolas casi 10 veces más que al resto de las jurisdicciones. Mientras que el valor fiscal de los inmuebles de todas las jurisdicciones correspondiente al período fiscal 2021 crece interanualmente 51,4% (IPC), los inmuebles de la Ciudad verán incrementarse su valuación en un 505,6%”.

La carta de Rodríguez Larreta a la AFIP

Considera que el dictamen es “ilegítimo porque desconoce lo definido en el Código Fiscal de la Ciudad y vulnera lo dispuesto en la Ley 27.480, que establece que hasta que no se determinen los procedimientos y metodologías en materia de valuaciones fiscales a nivel nacional, las valuaciones para el Impuesto sobre los Bienes Personales serán las vigentes al 31 de diciembre de 2017, actualizadas por la variación del Índice de Precios al Consumidor nivel general (IPC)”.

“Luego de la quita de la Coparticipación y de la búsqueda de la suba del transporte público mediante la quita del subsidio, el Gobierno nacional pretende ahora cuadriplicar el valor de los inmuebles para que aquellos contribuyentes que tengan una propiedad en la Ciudad de Buenos Aires paguen por este impuesto lo que no abonan los que viven en otras provincias, violando claramente los principios constitucionales de igualdad, equidad y capacidad contributiva”, dijo el Gobierno porteño en un comunicado de prensa.

También advirtió: “Esta medida provocará, además, que una gran cantidad de contribuyentes deban darse de alta en el Impuesto a los Bienes Personales por el solo hecho de tener un inmueble radicado en la Ciudad de Buenos Aires”.

En línea con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) avanza con un cambio en las valuaciones fiscales de los inmuebles urbanos para acercarlos a su valor de mercado” y mejorar la recaudación del Impuesto sobre los Bienes Personales, porque implica un aumento en la cantidad de contribuyentes que estarán alcanzados por ese gravamen.

El cambio en el criterio de valuación en la Ciudad de Buenos Aires es lo que critica Rodríguez Larreta y se basa en tres puntos:

Es “ilegítimo” por “desconocer lo definido en el Código Fiscal de la Ciudad” y “porque vulnera lo dispuesto por el art. 5° de la Ley 27.480″. Un cambio implica “atentar, también, contra una ley nacional que ha plasmado una metodología explícita de liquidación del impuesto, distorsionando además la equidad lograda”.

Es “discriminatorio” porque “sólo afecta las valuaciones de inmuebles de la Ciudad, elevándolas casi 10 veces más que al resto de las jurisdicciones”.

“Atenta contra la seguridad jurídica toda vez que modifica el valor de las valuaciones correspondientes al 31 de diciembre del año anterior e incluso períodos anteriores en caso de falta de presentación o pago del tributo, desconociéndose así que el hecho imponible ya se devengó con anterioridad y en ese momento quedó fijado el marco legal e interpretativo que cuantifican a la obligación tributaria correspondiente”.