Graciela Ocaña: “El Gobierno quiere avanzar sobre las libertades”

381

“Ser kirchnerista es una vergüenza”, lanzó la diputada de JxC tras el polémico anuncio del Gobierno para regular las redes sociales para el “bien común”.


El Gobierno nacional anunció este martes un proyecto que tiene como objetivo establecer los “lineamientos centrales del uso de las redes sociales” y garantizar “que dejen de intoxicar el espíritu de la democracia”. Fue en el Consejo Económico y social.

Vamos a profundizar los lineamientos centrales del uso de las redes sociales para el bien común”, dijo el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. En ese sentido, aseguró que “no lo estamos haciendo solos”, sino que “hemos convocado a 40 universidades de toda la Argentina para pensar y proponer estas iniciativas”.

El proyecto “Redes para el bien común” establece “un conocimiento profundo del escenario digital actual; la construcción de consensos amplios sobre buenas prácticas en Internet; el establecimiento de acuerdos y compromisos entre múltiples sectores de la sociedad civil en torno a esos consensos; y la consolidación de un espacio de especialistas desde donde pensar, de modo amplio y colectivo, los desafíos de este tiempo”.

Consultada sobre este nuevo escándalo, la diputada Graciela Ocaña aseguró: “Me llama poderosamente la atención la actitud de Beliz porque fue un perseguido político de la Argentina. No podía conseguir trabajo, tuvo que trabajar en el exterior en organismos internacionales. Es una persona honesta. Pero ponerse en el lugar de querer atacar a la libertad de prensa y censurar”.

Invitada a El diario de Leuco por LN+, la legisladora opositora se descargó: “Ser kirchnerista es una vergüenza porque te lleva a defender estas cuestiones que van contra el sentido común de cualquier persona. Son derechos establecidos en nuestra Constitución y claramente el Gobierno está avanzando sobre ellos”.

Al mismo tiempo no descartó que sea una “cortina de humo para desviar la atención”, pero “es un tema muy grave”. “El oficialismo quiere tapar la realidad, la inflación, la inseguridad y la crisis. Eso deteriora la democracia, los problemas que la política no puede resolver y que hoy afecta a la mayor parte de los argentinos. Yo esto no lo dejaría pasar, aunque quieran desviar la atención, no hay que permitírselo”, concluyó.