Grabois anticipa que “se profundizará la oleada de toma de tierras”

1061

El dirigente social reclamó que las familias más vulnerables “no quieren seguir viviendo hacinadas con el coronavirus dando vueltas”. Desde el Gobierno aclararon que “estos hechos tienen que ver con situaciones más delictivas”.


Juan Grabois, líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y aliado crítico del Gobierno nacional, sorprendió este martes con una nueva declaración respecto a los reiterados casos de usurpación de tierras que ocurren tanto en el conurbano bonaerense como el interior del país. “Hay una oleada de toma de tierras que se va a profundizar porque la gente no va a querer seguir viviendo hacinada con el coronavirus dando vueltas”, analizó el piquetero.

El referente de Patria Grande le reclamó a la dirigencia política que reaccione ante la magnitud de la crisis económica y social por la pandemia. “¿Por qué, en vez de empujar a la gente que tome la tierra, no podemos organizar los lotes por servicio para que tengan la tierra bien? Es una locura”, planteó en diálogo con Radio El Destape.

El militante K, quien meses atrás le llegó una propuesta de reforma agraria al presidente, consideró que “es más inteligente lotear la tierra, ponerle agua, luz y cloaca y decirle a la gente: ‘tomá, pagámelo a veinte años”. “Hay que tener decisión política y capacidad de planificar”, insistió.

Justamente, ayer Grabois participó de la presentación de un anteproyecto impulsado por sindicatos y movimientos sociales que proponen destinar una partida de $750.000 millones anuales para crear 4.000.000 de puestos laborales. Si bien aclaró que confía en la “sensibilidad social” de Fernández, el titular de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) apuntó contra los políticos. “Hay que ponerse a laburar y hacerlo. Tenemos más de 70 mil de viviendas sociales que no están terminadas. Hay un nivel de desidia, que no es culpa de Alberto ni de nadie. Es un problema de cultura política“, expresó.

El mes pasado ya había alertado sobre el riesgo de que haya un fuerte aumento de la criminalidad y un proceso de toma de tierras si no mediaba “una intervención política”. “Los pibes de los barrios se quieren ir a la mierda. No quieren vivir más así, con la contaminación y el hacinamiento. ¿Por qué no podemos repoblar el territorio, que fue arrasado por el patrón del agronegocio?”, aseguró.

Al cruce de sus palabras, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, indicó que las razones de las ocupaciones ilegales son distintas a las que plantea Grabois: “Entendemos que lo que está sucediendo con las tomas tiene que ver con situaciones más delictivas que reales”, sostuvo ante los periodistas acreditados de Casa Rosada.