Formosa: embarazadas denuncian que el Gobierno las extorsiona para que cambien su testimonio

737

La investigación de Telenoche reveló nuevo testimonios. Una mujer con problemas de salud aseguró que le dijeron que mienta para recibir atención médica a cambio.


A mediados de marzo, un informe de Telenoche mostró cómo un grupo de embarazadas de Formosa se escondía en el monte para evitar que la Policía de la provincia las trasladara contra su voluntad a un centro de aislamiento, en donde les practicaban una cesárea y luego las obligaban a permanecer 14 días aisladas sin estar en contacto con sus bebés. Tras una campaña de desprestigio y fake news contra esa investigación, el equipo periodístico volvió a la provincia que gobierna Gildo Insfrán, donde una persona aseveró que la extorsionaron para que cambiara su testimonio.

Se trata de Margarita Albornoz, una mujer que necesita ser operada de la vesícula y que aseguró que, a cambio de recibir la atención médica necesaria, la Policía quiso obligarla a firmar un papel que asegurara que fingió estar embarazada a cambio de dinero, supuestamente ofrecido por el equipo periodístico.

El procurador Sergio López inició una investigación en base a la cual que sostuvo que era falso el contenido del informe y aseguró que a las víctimas se les pagó para que hicieran esas declaraciones. “Estos periodistas de Buenos Aires acompañaban a las mujeres y habían ofrecido 5000 pesos para las que quisieran participar de ese programa, de lo que ellos mismos definieron como un montaje”, dijo en declaraciones radiales.

Margarita Albornoz denunció que la obligaron a mentir para recibir atención médica a cambio. (Foto: captura TN)
Varias figuras públicas difundieron esa fake news, que buscó deslegitimar el trabajo que dio cuenta de las graves violaciones a los derechos humanos en Formosa. Entre ellas, se encuentran la periodista Nancy Pazos, la diputada nacional Gabriela Cerruti y el senador José Mayans, ambos del Frente de Todos.

Sin embargo, la investigación que realizó el equipo periodístico encabezado por Paula Bernini no fue la primera que expuso el drama de las embarazadas en el monte. En febrero, un informe de la pastoral aborigen ya había alertado que a las madres les sacaban sus hijos recién nacidos en la provincia.

Es que en El Potrillo, a 700 kilómetros de Formosa Capital, unas 86 embarazadas contaron que tuvieron que esconderse de las autoridades porque, según denunciaron, la fuerza provincial ingresaba a las comunidades originarias y se las llevaba. Dijeron que las mujeres, en muchos casos, tuvieron que dar a luz en centros de aislamiento. Aseguraron, además, que las separaban de sus hijos sin explicación alguna.

El Gobierno provincial nunca aclaró el motivo por el que los efectivos se llevaban a esas mujeres. Una posibilidad apuntaba a que lo hacían para hisoparlas, por lo que inmediatamente quedaban aisladas en los centros de alojamiento preventivo que implementó Insfrán. Sin embargo, ninguna voz oficial confirmó esa versión.

Las víctimas accedieron a hablar con Telenoche con la condición de que el equipo periodístico no revelara su paradero. Atemorizadas, se cubrieron los rostros y dejaron en claro: “No queremos que nos vengan a buscar”. Según contaron en ese momento, la Policía de Formosa llegaba a caballo por la madrugada a las comunidades originarias de la zona e iniciaba requisas que, en determinados casos, terminaban con detenidos. Por eso, decidieron recluirse en lo inhóspito del monte.

Fuente: TN