Fernández Meijide: “Hay que resistir, los derechos humanos son hoy”

543

La activista y férrea defensora por los derechos humanos se mostró consternada por la posición que tomó la Argentina al no condenar la dictadura que sufre el pueblo de Nicaragua con la detención arbitraria de dirigentes opositores.


Graciela Fernández Meijide, activista por los derechos humanos y actual titular del Club Político Argentino, se expresó sobre la abstención del gobierno argentino ante la OEA de condenar a la dictadura encabezada por Daniel Ortega en Nicaragua, donde en las últimas semanas se han detenido de forma arbitraria a una decena de candidatos opositores.

Respecto al duro documento emitido por el Club Político Argentino llamado “Una política exterior al servicio de las dictaduras de América”, explicó: “A pesar de que durante la campaña, el actual presidente Alberto Fernández aparecía como un hombre moderado, admirador de Alfonsín, en el gobierno y Cancillería respondieron a las ordenes políticas. Cuando en un país latinoamericano se están violando los derechos humanos muy claramente, o se abstiene o vota a favor de esas dictaduras. Abstenerse significa no condenarlo; y lo que está pasando ahora en Nicaragua es que están metiendo presos a opositores políticos, muchos de los cuales iban a ser candidatos en estas elecciones. La acusación es vaga; traidores a la patria; ¿con qué justicia? Los mete presos”.

En esa línea insistió que “desde un país que tiene una única medalla que puede exhibir internacionalmente; en el 83, saliendo de la dictadura, animarse a investigar los crímenes y juzgarlos; esto quedó marcado en la historia mundial de los derechos humanos. Ese es nuestro antecedente fuerte y se volvió a hacer eje cuando con la reforma del 94, se introdujo que muchas de las convenciones de derechos humanos, entraran a formar parte de nuestra constitución.

Y concluyó: “Con un agravante que internamente se presentan como paladines de los derechos humanos, como que los derechos humanos se hubieran violado en los 70 y nunca más después; no importa Formosa, Santiago del Estero; hay que resistir a eso, los derechos humanos son hoy”.