Exigen que Cafiero explique los ‘intentos fallidos’ en las órdenes de captura contra el iraní Rezai

680

Cancillería pidió la detención del iraní acusado del atentado a la AMIA, pero se confundió de persona. Ante el grosero error de la diplomacia argentina, desde la oposición piden informes para esclarecer el hecho.


La embajada argentina en Irán volvió a equivocarse feo este fin de semana. Esta vez porque alertó a Buenos Aires de que uno de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA (1994) con pedido de captura internacional había viajado a Moscú esta semana junto al presidente Ibrahim Raisi, y no fue así.

La embajada se refería a Mohsen Rezai, el vicepresidente de Asuntos Económicos iraníes, el mismo que estuvo en Nicaragua entre el 9 y 13 de enero para participar de la reasunción de Daniel Ortega.

El aviso de la embajada argentina en Teherán movilizó un pedido de detención de Mohsen Rezai por parte de Interpol Argentina a Interpol Rusia, que además surgió de la Justicia argentina por el aviso de Cancillería. En la misma se involucró la Unidad Fiscal AMIA.

Sin embargo, se confirmó que el Rezai que busca la Argentina fue confundido con otro funcionario del mismo apellido: puntualmente, con el jefe del grupo parlamentario ruso iraní, Ebrahim Rezai, quien fue uno de los voceros de la visita oficial que Raisi le hizo a Vladimir Putin esta semana.

Ante el nuevo papelón internacional de la Argentina, el diputado de Juntos por el Cambio Gerardo Milman presentó un pedido de informes para que la Cancillería explique los “Intentos fallidos” en las ordenes de captura a Moshen Rezai.