En secreto, Lázaro Báez abandonó la cárcel de Ezeiza para cumplir la domiciliaria

395

La Justicia decidió no difundir el domicilio al que fue trasladado para evitar protestas como la que impidió su entrada al country Ayres del Pilar días atrás.


Luego de casi 72 horas de incertidumbre, Lázaro Báez dejó el penal de Ezeiza para cumplir la prisión domiciliaria. El Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) mantuvo la dirección de la vivienda bajo reserva para evitar que se repita una protesta de vecinos como la que impidió su ingreso al country Ayres de Pilar esta semana. Después de cuatro años y medio el empresario K salió de la cárcel para alojarse en una de sus 1.412 propiedades.

El lunes a la noche, la orden judicial que le concedió el arresto domiciliario a Báez no pudo cumplirse. El operativo del Servicio Penitenciario Federal falló y el contratista K no ingresó al barrio privado Ayres de Pilar, donde los vecinos se opusieron a que el empresario patagónico cumpla con la orden judicial en la propiedad que tiene allí.

Así, el ex socio comercial de Cristina Kirchner tuvo que regresar al Penal de Ezeiza. Para destrabar la situación, sus abogados mantuvieron una audiencia con el Tribunal Oral Federal 4 donde se analizaron otras opciones de propiedades en las que pudiera alojarse.

Ese análisis se hizo hasta última hora de este miércoles, cuando los jueces Néstor Costabel, Daniel Obligado y Jorge Gorini firmaron la resolución aceptando una nueva propuesta.

En simultáneo, y tras los incidentes en el ingreso al country, el directorio del Barrio Ayres de Pilar emitió un comunicado que sostiene que “en representación de todos los socios y sus familias, se mantendrá a derecho frente a lo que disponga la Justicia y no permitirá ningún tipo de excepción, ni atenderá situación particular alguna que vaya en contra de los protocolos vigentes, que atente contra los vecinos, o que modifique la armonía del barrio, velando por la seguridad e integridad de las más de ochocientas familias que vivimos en Ayres y que deseamos hacerlo en un marco de paz y tranquilidad”.

En Capital Federal cuenta con un departamento en el barrio de Belgrano, pero no se encuentra disponible. Otros inmuebles que se encuentran a nombre de Austral Construcciones están a disposición del juzgado en lo Civil y Comercial que lleva adelante del proceso de quiebra de la empresa.

Hay propiedades en el Gran Buenos Aires, en otro barrio privado, y también se analizó en profundidad la opción de que se quede en alguna de las casas escrituradas a nombre de Austral Atlántida en Pinamar. El TOF 4 por medidas de seguridad, tras aprobar uno de los domicilios, decidió mantener el mismo bajo reserva, “por medidas de seguridad” y evitar así que, nuevamente, se vea impedido el cumplimiento del arresto domiciliario.

Báez tendrá puesta una tobillera electrónica, razón por la cual el domicilio debe ser evaluado en un informe de la Dirección de Seguimiento y Monitoreo que depende del Ministerio de Justicia, y también se requirió, como ocurre ante cada arresto domiciliario, la realización de un informe socio-ambiental del lugar, para conocer sus características, y se determinó quién será garante de la prisión en ese lugar del empresario K.

El socio de los Kirchner está siendo juzgado por lavado de dinero, más específicamente por el blanqueo de US$ 60 millones entre 2010 y 2013. Esa investigación principal, cuenta con dos expedientes conexos donde se le atribuye el mismo delito pero cometido por otras maniobras.

En el caso M&P, una firma del holding, se lo procesó por haber lavado $ 190 millones a través de cuevas financieras. En ese caso obtuvo la excarcelación, pero debe pagar una fianza de 368 millones de pesos.

Por otro lado, se encuentra en curso la investigación por la compra del campo El Entrevero, por US$ 14 millones, una causa en la que el empresario K obtuvo en marzo de este año el arresto domiciliario, a raíz de la pandemia por el coronavirus y por sus enfermedades preexistentes (Asma, diabetes y un cuadro cardíaco).

Con información de Lucía Salinas en Clarín