El oficialismo agiliza los cambios para elegir al Procurador con menos votos

240

El Senado ya debate el dictamen -encabezado por Oscar Parrilli- para modificar las condiciones que se requieren para elegir al jefe de los fiscales.


Después de la difusión del informe de la llamada “Comisión Beraldi” el kirchnerismo apura el dictamen para cambiar los requisitos para elegir al Procurador General de la Nación. El senador del Frente de Todos Oscar Parrilli convocó para el viernes a las 10 a la Comisión de Justicia y Asuntos Penales de la Cámara alta para acelerar el tratamiento en el recinto.

El Frente de Todos busca desplazar al actual Procurador Eduardo Casal, que ocupa el puesto de manera interina, e impulsa para el cargo al juez federal Daniel Rafecas. Para agilizar el reemplazo quiere modificar la ley para que la designación sea por mayoría absoluta de respaldo (37 votos) en lugar de una agravada, como lo es actualmente (48 votos). El consejo consultivo de reforma judicial penal se pronunció a favor de realizar este cambio. De concretar esa modificación el oficialismo no necesitaría negociar con la oposición para nombrar al próximo jefe de los fiscales.

Parrilli, de íntima confianza Cristina Kirchner, anticipó el lunes pasado en un encuentro con especialistas que volvería a llamar a una reunión después de que se conociera el informe del consejo consultivo integrado entre otros por Carlos Beraldi, abogado de la vicepresidenta. En el documento que le entregarán al presidente Alberto Fernández, que no es vinculante, seis de los cinco expertos recomendaron eliminar el requisito de los dos tercios en el Senado para designar al Procurador. Plantearon además que el mandato del jefe de los fiscales sea temporal y no vitalicio como en lo es actualmente, con la posibilidad de reelección.

Se pronunciaron a favor de eliminar la condición de los tercios Beraldi, Marisa Herrera, Claudia Sbdar, León Arslanian, Raúl Gustavo Ferreyra y Omar Palermo. Mientras que manifestaron su rechazo Inés Weinberg de Roca, Hilda Kogan, María del Carmen Battaini, Andrés Gil Domínguez y Enrique Bacigalupo.

Los proyectos en estudio en comisión de la Cámara alta son de los senadores de la oposición Martín Lousteau (Juntos por el Cambio), Lucila Crexell (Movimiento Popular Neuquino), y del aliado del oficialismo Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro). Lousteau sugirió que la duración en el cargo tanto para Procurador como para Defensor General sea por seis años y Crexell, que dure cinco años. Ambos mantienen la condición de mayoría agravada de dos tercios del Senado para la elección de los funcionarios.

Mientras que el proyecto del exgobernador de Río Negro propone que los mandatos tanto del Procurador como del Defensor sean de cinco años, con la posibilidad de renovar por un nuevo período, y que la elección se realice por mayoría absoluta en la Cámara alta.

Fuente: TN