El embajador argentino estuvo con un iraní acusado del atentado a la AMIA

631

Fue durante la reasunción de Daniel Ortega en Nicaragua, la cual fue avalada por el Gobierno de Alberto Fernández. Mohsen Rezai tiene alerta roja de Interpol.


Con la presencia del embajador argentino Daniel Capitanich, este lunes se realizó el acto de reasunción de Daniel Ortega en Nicaragua y entre los invitados se encontraba el iraní Mohsen Rezai, funcionario que tiene alerta roja de Interpol por el atentado terrorista a la AMIA.

Es vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, encabezó la delegación del presidente Ebrahim Raisi en la fiesta del matrimonio Daniel Ortega-Rosario Murillo, destacó Clarín. Es señalado como uno de los autores intelectuales del ataque a la mutual.

Al pesar sobre él la captura internacional, debió ser detenido. Incluso, la Argentina debió pedirle al nicaragüense que lo detuviera. Incluso, meses atrás, Cancillería había condenado su designación. Por el contrario, Rezai fue un invitado de honor de Ortega, en presencia de Capitanich, un gesto que causó sorpresa y que aún no ha sido explicado por los canales oficiales.

Durante la toma de posesión, el iraní fue presentado como “hermano Mohsen Rezai”. Entre aplausos, el excomandante del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución-Pasdaran, respondió el saludo y se fotografió junto a Ortega, a Nicolás Maduro; y al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Vale recordar que el Gobierno proclama la “no injerencia” de Washington y de la OEA en los asuntos de los tres regímenes acusados de graves violaciones a los derechos humanos.

El viernes pasado, el Gobierno argentino recibió, en el Palacio San Martín, a los cancilleres de Nicaragua, Cuba y Venezuela en la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (Celac) en la que no participan Estados Unidos ni Canadá y Brasil decidió apartarse.