“Dejen de hablar y hagan”, Wolff trató de mentiroso a Aníbal Fernández por las pistolas taser

565

El ministro de Seguridad dijo que la Ciudad podrá usar las armas que compró Nación. Sin embargo, el funcionario porteño lo desmintió. “Sean serios por favor”.


Horas después de que el ministro de Seguridad Aníbal Fernández confirmara que el Ejecutivo nacional ya compró pistolas Taser y que la Ciudad también podrá utilizarlas, desde el Gobierno de la Ciudad no ocultaron su bronca y salieron a responder que no es así, ya que aún falta la autorización de un organismo.

Así lo evidenció Waldo Wolff, secretario de Asuntos Públicos porteño, quien a través de redes sociales sostuvo que la Agencia Nacional de Materiales Controlados debe autorizar a la Ciudad para poder importar el equipamiento.

“¡Sean serios, por favor! Lamentablemente desde el gobierno nacional siguen mintiendo y jugando con la seguridad de la ciudadanía. Aníbal Fernandez y Martín Soria deben ordenar a la ANMAC que nos autorice a importar las Taser. Dejen de hablar y hagan“, tuiteó Wolff.

Desde la Ciudad afirmaron que al momento no cuentan con la notificación ni de la Justicia, ni del proveedor ni de la ANMAC acerca de la autorización para que puedan ingresar las Taser.

Este jueves, el ministro Fernández, durante una entrevista radial, sostuvo que la compra de las armas permitirá que “los grupos de elite empiecen con el entrenamiento”, que el proceso finalizará y que pronto estará en el país el equipamiento.

En octubre las compré, hicimos una licitación“, explicó el ministro, quien detalló que hubo diferentes oferentes y que uno ya se había presentado como vendedor durante la gestión de Mauricio Macri. “Nos tomó un pago que se había hecho en aquel momento, con lo cual baja bastante el costo”, detalló.

Sin embargo, el Ejecutivo porteño asegura que sin la autorización de la ANAC no se puede traer el equipamiento, para que pueda ser utilizado por la Policía de la Ciudad.

El debate en torno a las Taser se volvió a instalar luego de la muerte de la oficial de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, Maribel Zalazar, en la estación Retiro de la línea C del subte. La mujer recibió dos balazos cuando intentaba asistir a un hombre que manifestó estar descompensado. En forma imprevista, el joven le quitó el arma reglamentaria y le disparó dos tiros, uno en el pecho y otro en el cuello, causándole la muerte poco después.