Chocolate por la noticia: los Albini presos

856

La mayoría de las medidas que está tomando el presidente Javier Milei, me parece que van en el sentido correcto. Ya comenté que creo que el mega DNU,  no tiene contra indicaciones. Y gran parte de los proyectos de leyes que van a las sesiones extraordinarias también son positivas. Algunas designaciones son mejor que otras. Algunas no las termino de entender, pero, bueno, esto recién comienza. Además creo que si del otro lado se juntan como opositores furiosos y feroces los principales responsables de la decadencia argentina, hay que abrirle un crédito importante a Milei, sin darle un cheque en blanco.

Hay un tema profundo en el que tengo mis dudas. Creo que en cualquier gobierno la honestidad, la transparencia y la lucha contra la corrupción son fundamentales. Son señales de que los ladrones de estado van a pagar por lo que hicieron y como dice la gente: “no se la van a llevar de arriba”.

El que no sanciona a los ladrones, castiga a los decentes.

Hasta ahora el presidente casi ni mencionó la palabra corrupción. El ministro de justicia, Mariano Cúneo Libarona dio una respuesta curiosa cuando se lo preguntaron. Dijo textualmente: “Estamos a morir contra la corrupción, la trata y el narcotráfico. Es una prioridad del presidente Milei y lo tenía en el discurso del Congreso pero no lo dijo porque tuvo que sintetizarlo”.

Ojo que no estoy proponiendo que haya ningún tipo de injerencia en otro poder como es la justicia. Solo digo que es importante que el gobierno nacional diga con toda contundencia que “el que las hace las paga” y que va a colaborar en todo con las investigaciones de los tribunales. Seguimos de cerca este tema que tanto destruyó a la Argentina. La jefa de la asociación ilícta para saquear al estado fue Cristina y eso casi nadie lo duda. Ya fue condenada, pronto esa condena será considerada firme por la Corte y le esperan otras causas llenas de pruebas, testimonios de arrepentidos e indicios que seguramente le van a significar otras condenas. Veremos.

Pero hoy sonó un tiro para el lado de la justicia.

El juez de Garantías de La Plata, Guillermo Atencio dispuso la prisión preventiva del ex concejal y dirigente massita Facundo Albini y de su padre Claudio, ex subdirector de Personal de la Cámara de Diputados provincial. Es por la causa por fraudes y maniobras de corrupción en la causa de Julio “Chocolate” Rigau, el puntero del PJ platense que detuvieron mientras sacaba plata con 48 tarjetas de débito de presuntos empleados de la Legislatura bonarense.

Atencio convalidó la hipótesis de la fiscalía que sostiene que los Albini formaban parte de una asociación ilícita dedicada a defraudar al Estado provincial mediante la contratación de agentes en Diputados a los que les cobraban todo o una parte de su sueldo. El magistrado cree que toda la operación que permitió malversar por lo menos 800 millones de pesos desde 2021, debe tener responsables en escalones superiores del manejo político.

“Nada de lo perpetrado pudo escapar del conocimiento y control de aquellos que manejan los módulos y permiten las contrataciones”, escribió Atencio en su resolución. Es decir, de los legisladores.

Y agregó en el dictamen: “No me parece razonable que (toda la organización) pueda reducirse a un empleado de categoría inferior (por Rigau) a un director de área ajeno a las contrataciones (por Albini padre) y a quien ni siquiera permanece a la planta” de la Legislatura (por Facundo Albini).

Atencio sospecha y presume que los legisladores que resultan autoridades del cuerpo deliberativo estarían al tanto de la operatoria ilegal.

Ahora, los Albini y “Chocolate” seguirán detenidos hasta que se termine el proceso y se llegue al juicio oral. Es decir, estarán varios meses, tal vez un par de años encerrados en una celda.

Hoy mismo serían trasladados a una prisión del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Le recuerdo que Facundo Albini es apoderado del Frente Renovador, el partido de Sergio Massa. Tanto él como su padre son massistas de la primera hora.

En Google aparecen fotos de Facundo Albini con Massa y de algunos chats entre Chocolate y Albini donde le dice “te llevas 200 por mes y cuando te necesito, no estás”.

Por si o por no; Sergio Massa. ¿Chocolate y Albini robaban para ellos o para la corona de la dinastía Massa-Galmarini?

¿Se acuerda que al principio de este escándalo, dos jueces vinculados al massismo y al kirchnerismo, mediante un fallo insólito y aberrante, voltearon la causa para proteger a los autores materiales e intelectuales de estos delitos.

El diario La Nación lo destacó con su principal título en tapa: “Escándalo judicial: anularon la causa por los cobros ilegales en la legislatura”.

El diario Clarín fue por el mismo camino. “Escándalo: anulan las pruebas de las tarjetas de la corrupción” y aclara “liberaron al puntero massista que había sido atrapado con 48 tarjetas de débito”.

Todas las variantes del peronismo bonaerense entraron en pánico por temor a que el preso angustiado y abandonado, se quebrara y contara con lujo de detalles el funcionamiento de las cajas negras del dinero sucio.

Contrataron a uno de los estudios jurídicos más caros. Habría que averiguar quién paga esos honorarios. Y lo más grave desde el punto de vista institucional es que dos magistrados de la sala III de Cámara Penal de Apelaciones decidieron declarar nula la causa, liberar a Rigau, devolverle las tarjetas y el dinero que tenía en su bolsita y no le revisaron ni le confiscaron su teléfono celular. Faltó que le dieran una medalla y un beso. El voto de Juan Benavides y Alejandro Villordo argumentó que todo estaba viciado de nulidad porque la policía había requisado a Chocolate sin una orden previa de la justicia.

Este delirio zaffaroniano cómplice tiró abajo toda la investigación. Pero por suerte fue reflotada. Y hoy el juez decretó la prisión preventiva de los Albini, padre e hijo. Hay que seguir tirando de la cuerda e investigar hacia arriba. Todavía falta mucho. Pero esta decisión permite creer que finalmente, será justicia.

Editorial de Alfredo Leuco en Radio Mitre