Balance semanal del Gobierno de Milei: lo bueno, lo malo y lo feo

782

LO BUENO

  • 1) El camino estratégico.

Nunca estuvo tan claro el rumbo que la mayoría de la sociedad reclamó con contundencia en las urnas. Exagerando, se podría decir que el mandato popular es que Milei haga todo lo contrario a lo que hicieron por 16 años Cristina, Alberto y Sergio Massa. Milei tiene que refundar lo que ellos refundieron. Para que empecemos a edificar de nuevo al país con los mejores instrumentos del capitalismo. Que apueste al mérito, la innovación, la productividad, la inversión, la generación de puestos de trabajo privados y en blanco, la vigencia plena de las libertades y la división de poderes y el combate a muerte contra la inflación, la corrupción de las mafias incrustadas en la política y los gremios.

Las intenciones del gobierno van para ese lado. Muchas veces a los tumbos, otras evidenciando una gran inexperiencia, pero el horizonte es el que necesitamos.

  • 2) Contra el terrorismo y las dictaduras.

Declarar a Hamas lo que es, un grupo terrorista de un salvajismo solo comparable con los nazis, trasladar la embajada a Jerusalén y apoyar el derecho a la legítima defensa que tiene Israel, es la manera más contundente de alinearse con los países democráticos que son vanguardia del progreso y la libertad.

Son hechos más que palabras que Javier Milei genera para que quede absolutamente claro que Rusia, Irán, Cuba y Venezuela, entre otros están del lado oscuro de la humanidad y someten a sus pueblos a censuras, persecuciones, asesinatos y torturas.

  • 3) La reconciliación con el Papa.

Es obvio que el abrazo y las risas que intercambiaron el Papa y Milei son un emblema de algo positivo que ojalá se consolide. La posibilidad de reconocer errores y empezar de nuevo. El cruce entre ambos fue terrible. Milei lo acusó de lo peor: de ser el representante del maligno en la tierra. Y el Papa con algún eufemismo utilizó la descalificación de “Adolfito” para sugerir que algo hitleriano podría producirse. Eso pasó hace 5 meses y esa grieta profunda se cerró este fin de semana.

VIDEO 2: ABRAZOS Y RISAS DEL PAPA Y MILEI

 No es la primera vez que Milei se deja llevar por los impulsos adolescentes y dice barbaridades. Pero tampoco es la primera vez que vuelve sobre sus pasos y hace borrón y cuenta nueva. A Patricia Bullirch le dijo que era una asesina de chicos del jardín de infantes y ahora la respeta y la valora como una gran ministra. Juró que no iba a comerciar con los comunistas de China y en poco tiempo empezó las negociaciones con un país con el que tenemos un intercambio comercial muy fluido.

  • 5) ¿Una coalición de Milei con Macri y Bullrich?

El presidente utilizó la palabra fusión. Eso es muy complicado. Sería disolver el PRO y la Libertad Avanza y formar un nuevo partido. Pero si es posible que armen un interbloque en el Congreso. Algunos dicen que lo tendría que presidir Cristian Ritondo. Serían alrededor de 75 legisladores y el quorum se logra con 129.

 Sería un gran paso pero solo sería el primer paso. El partido fundado por Mauricio Macri puede aportar dirigentes y funcionarios con experiencia en el estado, cosa que no abunda en las filas del León. Desde lo político sería una buena noticia para un gobierno que ampliaría las bases de sustentación y mejoraría la gestión. Y quedaría flotando la posibilidad de que vayan juntos a las próximas elecciones parlamentarias para conseguir más diputados y senadores y no dividirá a la oposición. El ejemplo de lo que pasó con Carolina Píparo es muy aleccionador. Si ella no se hubiera presentado como candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires, hubiese ganado Diego Santilli y Axel Kicillof estaría en su casa.

LO MALO

  • 1) Personalismo y maltrato.

Las sorprendentes características personales del presidente Milei y sus debilidades en la fuerza parlamentaria y en sus modestos cuadros políticos, hace que el poder se concentre excesivamente. Su personalismo lo lleva a generar miedo entre sus ministros que no se atreven a jugar fuerte y bronca entre los opositores dialoguistas que lo quieren ayudar y muchas veces reciben insultos y descalificaciones. Hay dos reglas básicas de la política que Milei no ejercita. Establecer la relación costo-beneficio de cada decisión y abrazar en la bienvenida a los aliados que lo acompañan. No se puede pelear con todo el mundo al mismo tiempo. No puede tratar con puño de hierro a los luchadores históricos contra el kirchnerismo y con mano de seda a Cristina.

  • 2) No a la impunidad.

Otro de los mensajes importantes de las urnas fue claramente la lucha contra la mega corrupción de estado de Cristina y su Cártel de Pingüinos Millonarios. No por venganza. Por justicia y porque el que las hace, las tiene que pagar. Para que nadie crea que es lo mismo ser ladrón que ser honrado. Ese perfil está casi ausente del discurso presidencial y de su gobierno.

 Algunos sospechan de un pacto de impunidad con Cristina aunque por ahora no hay pruebas. Pero no se puede construir un país nuevo sobre la base de que los ladrones no tengan el juicio, castigo y condena correspondiente.

LO FEO

  • 1) Scioli y la casta.

Nadie duda que hay millones de personas que podrían desempeñar mejor que Daniel Scioli el rol como funcionario. Quienes votaron esperando que se rompiera la matriz de la casta no pueden entender como el ex candidato a presidente de Cristina integra el gabinete de Milei. Y algo parecido ocurre con distintos cargos que siguen ocupando camporistas, massistas y otros responsables del peor gobierno de la historia.

  • 2) La violencia callejera.

Hablo de la actitud de grupos ultras y minoritarios que hablan en nombre del pueblo que no los vota nunca.

Trotskistas y otros extremistas del pensamiento, tienen cada vez menos lugar en la sociedad que los repudia cada vez que puede. Porque solo proponen insultos, destrucción del espacio público e ideas jurásicas fracasadas en el mundo. Cada vez son más antisemitas y fascistas de izquierda. Convocan a menos gente pero más agresiva y patotera. La firme decisión de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, los está conteniendo con mucha eficiencia y coraje.

Pero esto recién empieza. Le doy mi palabra.

Editorial de Alfredo Leuco en LN+