Alberto, sobre Cuba: “No conozco la dimensión del problema”

403

Tras un largo silencio sobre las protestas en Cuba, el Presidente evitó condenar la represión de la dictadura. “Son cosas que deben resolver los pueblos”, dijo.


En un levantamiento histórico del pueblo cubano, este domingo salieron a protestar miles de personas a las calles del pequeño poblado de San Antonio de los Baños, al suroeste de La Habana, y luego se fue extendiendo a la capital y otros puntos céntricos.

Todo comenzó cuando un grupo de 50 jóvenes se manifestaron frente a la sede del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) en la céntrica avenida 23 gritando “abajo la dictadura”, “viva Cuba Libre” y “queremos ser escuchados”. En la capital, los manifestantes fueron interceptadas por las fuerzas de seguridad y brigadas partidarias al oficialismo, lo que dio lugar a graves enfrentamientos y decenas de arrestos frente al Capitolio. También hay numerosas denuncias de gente desaparecida.

Ante la inusual protesta pública en San Antonio, se presentó en el lugar el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien en un acto de respuesta celebrado en una plaza de esa localidad con un grupo de partidarios lanzó una proclama en la que culpó del desabastecimiento de víveres y medicinas al embargo de Estados Unidos contra la isla. “La orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios”, expresó el mandatario en una comparecencia televisiva especial.

Después de un llamativo silencio, Alberto Fernández habló casi un día después de la represión que está sufriendo el pueblo de Cuba, pero evitó condenar los hechos de violencia y sostuvo que son cuestiones que se deben resolver internamente: “No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba. No es Argentina ni ningún país del mundo el que tiene que decir qué debe hacer Cuba”.

Insistió con enfocar la crisis en Cuba con el bloqueo económico, pero evitó involucrarse en la causa de las manifestaciones contra la dictadura castrista. “No conozco exactamente la dimensión del problema en Cuba, lo que tengo claro, como dijo Manuel López Obrador, es que si realmente nos preocupa lo que pasa, terminemos con los bloqueos, le están haciendo un daño incalculable y también a Venezuela. Si realmente nos preocupa tanto la vida de los venezolanos, terminemos con los bloqueos. No hay nada más inhumano en una pandemia que bloquear económicamente a un país”.

Son todas cosas que deben resolver los pueblos, no soy yo quien debe decir a los pueblos qué tienen que hacer. No es ni la Argentina ni ningún país del mundo el que dice lo que tiene que hacer. Sí tenemos que favorecer la paz de los pueblos y que los pueblos encuentren el diálogo, eso es lo que siempre he planteado sobre Venezuela. He acompañado los informes de Bachelet cuando fueron muy severos en cuanto a derechos humanos, pero eso no significa que pueda permitir la intervención de terceros países para resolver cómo debe ser el gobierno”, agregó el mandatario.