Alberto Fernández anunció el proyecto de la reforma judicial

478

El presidente hizo el anuncio en Casa Rosada con la llamativa ausencia de casi todos los ministros de la Corte y sin presencia opositora. La Comisión de Asesores propuesta incluye al abogado defensor de Cristina Kirchner.


En el primer anuncio de una medida de gobierno desde que comenzó la pandemia del coronavirus, Alberto Fernández presentó en la Casa Rosada la reforma judicial que mandará al Congreso.

En compañía de la ministra de Justicia, Marcela Losardo, y de legislaciones nacionales invitados vía Zoom, el mandatario dio detalles sobre la iniciativa que busca “mejorar” el fuero federal a través de la fusión de doce juzgados criminales junto a los económicos, además de duplicar su número en vistas de dinamizar el área de la Justicia encargada de los delitos de corrupción y narcotráfico, entre otros.

Adicionalmente, un nuevo tercer fuero le dará la posibilidad al Gobierno de designar a la mitad de sus nuevos jueces, dada la apertura de 23 nuevos cargos de Magistrados y por las vacantes que hay actualmente en los tribunales de Comodoro Py y en Penal Económico.

“La Justicia es uno de los tres poderes de nuestra República y como tal tiene potestades singulares. Por eso la Constitución establece que llegado el caso puede disponer de nuestros bienes y hasta de nuestras libertades. Semejante poder debe estar en manos de personas dignas que no sean permeables a ningún tipo de presión”, planteó el presidente al inicio de su discurso, y agregó: “Con el correr de los años hemos visto cómo el influjo del poder político y también de otros poderes fue operando sobre la decisión de algunos jueces”.

Respecto a los objetivos de la reforma, Fernández aclaró que lo que se busca es “superar el hecho de que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas, que tienen el poder de decidir en la totalidad de las causas con relevancia institucional y consecuentemente mediáticas. Esto ha sido determinante para que este fuero se haya politizado como ha ocurrido”. “Proponemos organizar mejor la justicia federal y superar la crisis que afecta su credibilidad y buen funcionamiento”, sumó.

Además, en referencia a la situación judicial durante el gobierno de Macri, destacó: “Los cuatro años que precedieron mi asunción como Presidente estuvieron signados por medidas que afectaron las reglas de imparcialidad que deben gobernar la acción judicial en un estado de derecho”.

Cabe destacar que pese a haber sido invitados por el Ejecutivo, los diputados y senadores de Juntos por el Cambio decidieron no asistir a la presentación, como habían informado en un comunicado difundido el día martes donde alegaban no conocer los puntos del proyecto presentado por Alberto Fernández y criticando lo que, consideran, es un plan para garantizar la impunidad de Cristina Fernández de Kirchner.

También ayer, además, el Gobierno dio a conocer a los 11 miembros del Consejo Consultivo que asesorarán al presidente en puntos claves del proyecto, el cual estará conformado por Carlos Alberto Beraldi, Inés Weinberg de Roca, Enrique Bacigalupo, Andrés Gil Domínguez, Gustavo Ferreyra, León Arslanian, Marisa Herrera, Hilda Kogan, Claudia Sbdar, María del Carmen Battaini y Omar Palermo.

En otro pasaje del discurso el presidente aseguró que “es hora de poner en el debate público la cuestión judicial para que podamos lograr tener un mejor estado de derecho” y reiteró: “Lo que estamos proponiendo no es otra cosa que consolidar una Justicia independiente, regida por las mayores normas de transparencia y que desarrolle los procesos con celeridad y eficiencia”.

Un dato que despertó la sorpresa dentro del Ejecutivo Nacional fue la no asistencia de cuatro de los cinco miembros de la Corte Suprema de Justicia a la presentación del nuevo plan de reforma. Si bien todos habían sido invitados a participar, solo Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta del cuerpo, se hizo presente durante el acto.