Víctimas de Milagro Sala criticaron la visita de Alberto: “No es un gesto humanitario”

212

Así lo expresaron por medio de un comunicado los integrantes de la Fundación “Jujuy con Paz y Esperanza”. Aseguran que “es todo un acting” la internación de la dirigente.


Este miércoles, el presidente Alberto Fernández viajó de “urgencia” a la provincia de Jujuy para visitar a la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala, condenada por 8 causas, que se encuentra internada tras padecer una “trombosis venosa profunda”.

La ida del mandatario causó mucho revuelo en la sociedad y en la política porque “priorizó” ir a visitar a una “condenada” y “corrupta” antes que continuar con la agenda presidencial, en momento de máxima tensión económica.

Se trata de los integrantes de la Fundación “Jujuy con Paz y Esperanza”, quienes expresaron mediante una carta abierta su “preocupación” por la presencia de Fernández en territorio jujeño. En el texto aseguran que, con esta acción que llevó a cabo, el jefe de Estado muestra “total desprecio e indiferencia” por quienes sufrieron “las conductas criminales de la mencionada delincuente y su organización”.

Además, afirmaron: “Su visita, señor Presidente, realizada en el contexto de acusaciones infundadas contra las autoridades de nuestra provincia, no es un gesto humanitario, sino un burdo intento de presionar al Poder Judicial, entrometiéndose en asuntos que exceden sus atribuciones”. En tanto que pusieron en duda el estado de salud de la controversial dirigente jujeña.

Al respecto, señalaron que, si fuera cierto que la internada “se encuentra con graves dificultades de salud”, son ellas, las víctimas, las que más aspiran “a su pronta recuperación”. Y continuaron: “Aspiramos, también, a su pronto regreso a una cárcel. El privilegio de la prisión domiciliaria no es solo una burla, sino un peligro para quienes fuimos y aún somos sus víctimas”.

Para finalizar, en la carta le recuerdan a Fernández que “la agenda que suspendió para realizar esta visita es la agenda de todos los argentinos, la que sí está dentro de los deberes por los que, algún día, Dios y la Patria pueden llegar a demandarlo”, concluye el escrito. En las redes sociales circularon varias imágenes de manifestantes frente al sanatorio donde se encuentra Sala, con varios de ellos mostrando pancartas en contra de la visita exprés de Fernández.

Por otro lado, Fernández cuando salió de la clínica Los Lapachos denunció la situación de Sala y pidió un “Estado de derecho presente”.

En la misma línea dijo que la detención de la dirigente social ha sido exclusivamente por una “persecución política”.