Un directivo rural aplaudió de pie a Cristina y le pidieron la renuncia

475

Manuel García Solá es miembro de la Sociedad Rural Argentina y vicerrector de la universidad chaqueña que recibió a la vicepresidenta días atrás.


El efusivo discurso de Cristina Kirchner en Chaco sigue dando tela para cortar. Y es que la vicepresidenta no solo causó revuelo en la interna del Frente de Todos, sino también en la dirigencia agraria. La polémica envuelve a Manuel García Solá, vicerrector de la Universidad Nacional de Chaco y directivo de la Sociedad Rural Argentina, quien aplaudió de pie a la exmnadataria durante su exposición en esa institución.

Frente a la actitud que tomó García Solá, la entidad rural le pidió la renuncia a su cargo como director del Distrito 9.

Se trata de un reconocido empresario y ganadero, que supo ser ministro de Educación y Ciencias de la Nación durante el último gobierno de Carlos Menem. Actualmente, es el vicerrector de la casa de altos estudios chaqueña que recibió a la vicepresidenta para otorgarle la distinción del Doctorado Honoris Causa.

En ese marco, Cristina Kirchner brindó una conferencia magistral sobre “Estado, Poder y Sociedad: la insatisfacción democrática”.

Su aplauso hacia CFK no cayó bien entre sus pares de la Sociedad Rural. De hecho, la propia Cristina apuntó contra el agro por su “tractorazo” del último 23 de abril. “Había mucha gente el otro día repartiendo la Constitución. Sería bueno que, además de repartirla, la leyeran”, disparaba la titular del Senado en un tramo de su alocución.

Frente al revuelo generado, el cuestionado García Solá salió a descargarse contra quienes pidieron su renuncia a la entidad. En diálogo con Mañana Sylvestre (Radio 10), el directivo rural sostuvo: “Yo nunca oculté a nadie. Sería una gran hipocresía como la de las personas que ahora me imputan”. En este sentido, remarcó que el que exige su dimisión es el “sector derrotado de la Sociedad Rural”.

En respuesta a las críticas por aplaudir de pie a Cristina Kirchner, García Solá redobló la apuesta y sostuvo que la vicepresidenta “es una líder popular”. “Te puede gustar o no, hicieron de todo para destruirla”, planteó el empresario.