Un condenado por la Tragedia de Once bajó su pena por clases de ukelele y ajedrez

753

El ex secretario de Transporte logró adelantar los tiempos del “Régimen de Progresividad Penal” en 192 días. “Es injusto y da bronca”, reaccionó María Luján Rey, madre de una de las víctimas.


El ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi consiguió anticipar 192 días su incorporación al régimen de libertad condicional gracias a una reducción que obtuvo por “estímulo educativo”. Así lo resolvió el Tribunal oral federal número dos, que admitió como válidas una larga lista de cursos que el ex funcionario, condenado por la Tragedia de Once a cinco años y medio de prisión, realizó estando detenido.

Según informa el portal Noticias Argentinas, el último curso aceptado a Schiavi fue el de “Liderazgo trascendente: ampliar la perspectiva del éxito”, dictado por la Universidad Fasta. “Llegado el momento de efectuar la reducción, por aplicación del estímulo educativo habida cuenta que los cursos realizados por el condenado conllevan una carga horaria total de 2563 horas reloj”, sostuvo el juez Jorge Gorini, a cargo del control de la ejecución de la sentencia.

“En base a lo analizado precedentemente, le corresponderá de manera proporcional una reducción de 192 días para que transite el Régimen de Progresividad Penal”, añadió. Ello no significa una reducción de la condena, sino una anticipación de los plazos en los que podrá acceder a la libertad condicional. La condena está firme y con fuerza de “cosa juzgada” después del pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia.

Entre los cursos educativos que realizó Schiavi en la cárcel figuran “Mecánica básica del automotor”, “Manejo de celulares”, “Introducción a la informática”, “Producción de alimentos artesanales: conservas, confituras y productos lácteos”, “De peones a reyes – ajedrez avanzado”, “Introducción de peluquería”, “Servicios turísticos”, “Confección, arreglos y reciclado de indumentaria”, “Síntomas sociales en las series de televisión del siglo XXI”, “Gestión operativa de servicios de alojamiento”, “Formación docente en género y violencias – Ley Micaela” y “Clases de guitarra y ukelele en casa”.

“Repudiamos esta decisión, entendemos que la ley permite eso, pero hoy la verdad deberíamos repensarlo. El estudio en la cárcel es por la reinserción, pero acá estamos hablando de una persona que por su acción mató a 52 personas”, se mostró indignada la legisladora de Juntos por el Cambio y madre de una de las víctimas del hecho, María Luján Rey.

En declaraciones radiales, Rey cuestionó la decisión judicial y dijo que ese beneficio debería ser para quien se quiere reinsertar en la sociedad, pero señaló que a Schiavi “no le faltaban herramientas”. “Me llama la atención que no sepa manejar el Excel. Es muy alejado del sentido común, genera impotencia, bronca”, recalcó la madre de Lucas Menghini Rey, fallecido en la tragedia ferroviaria ocurrida el 22 de febrero de 2012.

“Nunca bajamos los brazos, logramos que se condene a los corruptos y estas situaciones obviamente son un golpe, es injusto”, completó.