Rechazo unánime a la decisión de la OA de no investigar más por falta de personal: “Vía libre a la impunidad”, coinciden

1218

Dirigentes de Juntos por el Cambio y periodistas repudiaron la decisión de la Oficina Anticorrupción de no investigar más a los ex funcionarios corruptos. “En lugar de destinar gente a Nodio, podrían ponerlos para investigar”, argumentan.

Tras conocerse que la Oficina Anticorrupción no investigará más a los ex funcionarios que están en la mira por causa de corrupción, la dirigencia política y el periodismo de investigación rechazó la decisión y sobre todo el argumento, que no podían investigar más por “falta de personal”.

Uno de los primeros que se hizo ver en las redes fue Alvaro de Lamadrid. “La utilización de infinitos mecanismos y abusurdas falsas excusas por parte del Gobierno para consagrar la impunidad de CFK”, escribió en Twitter.

En un mismo sentido, Mariana Zuvic, una de las que más denuncias hizo sobre la corrupción de los Kirchner, posteó una imagen que lo dice todo:

El diputado Luis Naidenoff, directamente calificó la decisión de “vergonzosa”. “Vía libre a la impunidad”, argumentó.

Waldo Wolff también fue al hueso. “El concepto del Estado cuidando. Cuidando la corrupción”.

Karina Banfi, que anoche había solicitado que se frenara la creación de NODIO escrbió que “La falta de personal es la excusa más cínica. Que la OA pueda ser querellante es para proteger la afectación del dinero público. De la plata de los impuestos que pagamos todos días. $255.698.048 es el presupuesto de la Defensoría del Público, con 135 empleados. Algo podría ceder”.

El periodista Ignacio Ortelli, hizo un planteo al que le sobra lógica. “Abre Nodio y propone contratar 135 personas y cierra un área de la Oficina Anticorrupción por falta de personal. Son decisiones”, posteó en sus redes.

Hugo Alconada Moon también se quejó sobre la decisión gubernamental. “Porque aquí no ha pasado nada… La Oficina Anticorrupción disolvió su oficina de Litigios y ya no intervendrá en las causas contra funcionarios y exfuncionarios”, escribió. También hizo lo propio Diego Cabot, el periodista que dio a la luz la mega causa de corrupción k conocida como Los cuadernos de las coimas. “La Oficina Anticorrupción dio un paso más camino a la impunidad. Decidió disolver el área litigios y ubicar el personal en otras áreas. Y desistir de todas las querellas en las que era parte”, aseguró Cabot.