La Oficina Anticorrupción no será más querellante en causas contra ex funcionarios por “falta de personal”

649

La Oficina Anticorrupción decidió renunciar como querellante esta todas las investigaciones por hechos de corrupción que comprometen a ex funcionarios y funcionarios actuales por una decisión política interna y la falta de personal. La respuesta de Laura Alonso.

“Que la tarea de la Oficina Anticorrupción, desde su creación, se integra con dos facetas claramente diferenciables: una dirigida a la prevención de los hechos de corrupción y otra a investigar tales hechos”, según la resolución.

“Habrá de disponerse el desistimiento del rol de querellante en los procesos penales en los que se interviene en tal carácter. Para contribuir al orden de la litis, en aquellos que transitan la etapa de audiencia oral de juicio, se dará cumplimiento a lo aquí dispuesto cuando culmine la recepción de la prueba propuesta por la representación de esta Oficina. En aquellos en que, concluida la audiencia oral, se ha concretado la pretensión punitiva, cuando el Tribunal de juicio dicte sentencia”, agrega la disposición.

En mayo, la OA dejó de ser querellante en el juicio unificado por las causas de Hotesur y Los Sauces, todavía sin fecha de comienzo y donde están acusados la vicepresidenta Cristina Kirchner, sus dos hijos, y los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, entre otros. El anuncio impulsó un duro comunicado firmado por los referentes Juntos por el Cambio. También hubo una denuncia penal firmada por los legisladores Jorge Enríquez, Graciela Ocaña, Waldo Wolff, Fernando Iglesias y el radical Álvaro de Lamadrid.

Pese a los cuestionamientos, el titular de la OA adelantó en ese momento que el organismo también renunciaría a otras querellas. El proceso se viene dando, en cuentagotas, en diferentes expedientes.

Crous argumentó falta de personal y “limitaciones presupuestarias” para mantener las querellas. “Un análisis preliminar de la situación ha permitido comprobar que los recursos profesionales de esta oficina han sido asignados de un modo tal que la Dirección Nacional de Litigio Estratégico ha recibido un tratamiento privilegiado en desmedro de su par de investigaciones; y más aún de la destinada a la prevención de la corrupción y la promoción de la integridad y la transparencia”, dice la resolución con fecha de este lunes.

Por su parte, Laura Alonso, que estuvo a cargo de la OA durante la gestión de Macri aseguró que “no se puede poner como excusa la falta de personal cuando se desmanteló adrede la Oficina Anticorrupción. Es una excusa porque, si quiere, el Estado contrata”, explicó en declaraciones radiales.

Alonso, agregó: “Argentina es una vergüenza internacional: es el único lugar el Mundo donde la causa Siemens no fue resuelta”. Y concluyó: “La causa Cuadernos es la causa de corrupción más grande de la historia Argentina”.