Cacerolazos en la Ciudad por el fallo de la justicia federal contra las clases presenciales

369

Vecinos de barrios porteños salieron a protestar contra la medida del juez Estaban Furnari, quien dejó sin efecto la decisión de la Justicia de la Ciudad.


En otro duro revés para los padres y chicos de la Ciudad de Buenos Aires, la Justicia federal resolvió dejar sin efecto la decisión de la Cámara de Apelaciones y suspendió la presencialidad en las aulas porteñas. Tras conocerse la resolución del juez de primera en lo contencioso administrativo, Esteban Furnari, vecinos volvieron a hacer sonar sus cacerolas en rechazo a la medida.

Esta tarde, el magistrado Furnari declaró la incompetencia de la Justicia porteña e hizo lugar al planteo de inhibitoria presentado por el Gobierno: ordenó remitir todas las causas a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. No pasaron minutos hasta que familias salieran a reclamar en contra. Algunos grupos de padres y madres ya debaten convocarse a los alrededores de la Quinta de Olivos para protestar frente a la residencia presidencial.

Vecinos de distintos barrios porteños colmaron la ciudad con el sonido de sus cacerolas y gritos que no pasaron inadvertidos tan solo minutos después de conocerse la noticia.

La última semana, el presidente Alberto Fernández firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que endureció las restricciones de circulación y anunció de forma sorpresiva la suspensión de las clases presenciales hasta -por lo menos- el próximo 30 de abril. El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta presentó una demanda ante la Corte Suprema de Justicia para impedir la falta de presencialidad en las aulas.

Mientras Rodríguez Larreta aguarda la intervención del máximo tribunal para tratar el amparo presentado, la Justicia porteña se expresó el domingo ante la Cámara de Apelaciones a favor de que estas continúen, algo que hoy fue declarado en incompetencia por el juez Furnari.

Información de La Nación