Por orden de la Corte, Formosa deberá dejar entrar a todos los varados

497

Se estima que hay más de 8.000 personas que no pueden ingresar a la provincia por el bloqueo que impuso el gobernador Gildo Insfrán por la pandemia.


La Corte Suprema de Justicia ordenó este jueves que el gobierno de Formosa deberá permitir el ingreso de todos los ciudadanos varados que quieren viajar a esa provincia y que no podían hacerlo por el cierre de fronteras que impuso el gobernador Gildo Insfrán desde que llegó la pandemia del coronavirus.

El fallo del Tribunal fue por unanimidad con el voto de los jueces Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Elena Highton. Debe ser cumplida en un plazo máximo de 15 días y beneficiaría a más de 8.000 personas que quieren entrar a la jurisdicción y que en muchos casos se encuentran varados en las rutas de acceso.

Los jueces de la Corte deliberaron sobre esa cuestión en el acuerdo de este último miércoles y firmaron el escrito este jueves por la tarde, según confirmaron fuentes del tribunal a Clarín.

El tribunal le ordenó a Formosa, según el escrito al que accedió Clarín, “que arbitre los medios necesarios de modo de garantizar el efectivo ingreso al territorio provincial, con cumplimiento de las medidas sanitarias que estime pertinentes, de todos los ciudadanos que lo hayan solicitado, dentro del plazo máximo de quince días hábiles a partir del día de la fecha”.

La Corte tomó el amparo que había presentado el abogado formoseño Carlos Roberto Lee y dictaminó que el gobierno de Insfrán debe permitir la llegada de los varados tomando las precauciones sanitarias que sean necesarias, pero no resolvió la cuestión de fondo, que implica determinar si es la justicia formoseña o los tribunales federales los que deben decidir sobre los recursos presentados por los ciudadanos afectados por el bloqueo a las fronteras provinciales.

La semana pasada, la oficina argentina de la organización de Derechos Humanos Amnistía Internacional, le había enviado una carta a Rosenkrantz pidiendo que la Corte intervenga de manera urgente para destrabar una situación que violaba el derecho a la libre circulación y otros preceptos constitucionales.