Por el ataque a Clarín, investigan a nueve personas y al menos tres son mujeres

273

La justicia avanza para encontrar al grupo de agresores que lanzaron bombas molotov contra el edificio del diario. Se cree que uno sea extranjero.


os investigadores tienen confirmado que el grupo que atacó el edificio de Clarín arrojando bombas incendiarias el lunes por la noche estaba integrado por nueve personas y que al menos tres de ellas son mujeres.

La Unidad de Investigación Antiterrorista de la Policía Federal Argentina amplió el “anillo de búsqueda”, ya sea en cuanto a las bases de datos para identificar a los sospechosos como así también respecto del registro de cámaras aportadas por el Centro de Investigaciones Judiciales y que permitieron ver los movimientos previos y posteriores al hecho.

El foco de los investigadores está puesto en que los atacantes huyeron hacia el sur, en al menos dos motos, por eso buscan el detalle fino en el Anillo Digital del Puente Pueyrredón.

Determinar los datos de las patentes de esos vehículos es una de las tareas claves a esta hora, ya que las motos quedaron filmadas en varios tramos. Está registrado el recorrido previo que hicieron a partir de Brasil y Defensa, en San Telmo. En los videos se puede observar que las dos motos van por Brasil, Paseo Colón y Martín García. Al llegar a la esquina de esta última avenida y la calle Bolívar, en Barracas, caminan y se colocan las prendas oscuras.

La fuga se da casi por los mismos recorridos, aunque una vez que toman por calle Bolívar y llegan a Martín García, se dirigen hacia Montes de Oca.

Otro detalle que analizan en la PFA es si el grupo tuvo un auto de apoyo. Hay algunos indicios e incluso se tiene una primera información: sería un vehículo de color “blanco” o “gris perla”.

La identificación de los atacantes es, desde ya, la tarea primordial cuando ya pasaron casi 36 horas del ataque ocurrido el lunes a las 23, cuando nueve personas encapuchadas tiraron entre siete y ocho bombas molotov contra el acceso de Clarín sobre calle Piedras al 1700. La secuencia quedó filmada.

​Una huella dactilar en unas de las botellas con combustible que fue hallada en el lugar del ataque no pudo ser emparejada con resultado positivo en la base de datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper) y de personas con antecedentes penales, pero eso no invalida que pueda estar asentada en otras bases de datos.

Algunas provincias o distritos tienen bases de datos propias que podrían ampliar ese registro. Los rostros, las imágenes que se tienen de los atacantes, están siendo cotejados en un software de identificación de personas.

En la tarde de este martes, policías de la Unidad Antiterrorismo de la PFA hicieron un relevamiento de cámaras en la calle Piedras al 1700 para ver si hay más imágenes de los atacantes. Además, se mantenía una custodia frente al edificio del Grupo Clarín.

Bajo la carátula de “intimidación pública”, el gravísimo hecho es investigado por el fiscal Gerardo Pollicita, titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°11. La causa está en manos del juez federal N°9 Luis Rodríguez.

“En la noche de ayer (lunes) un grupo de personas atacó la sede del diario y del Grupo Clarín en la calle Piedras 1743 de la ciudad de Buenos Aires (…). Lamentamos y condenamos este grave hecho que a primera vista aparece como una expresión violenta de intolerancia contra un medio de comunicación. Y esperamos su urgente esclarecimiento y sanción”, informó la empresa en un comunicado.

Fuente: Clarín