Petri, sobre el nuevo gabinete: “Huele a naftalina vencida, proviene de la gestión de CFK”

341

El diputado de JxC repudió el recambio de ministros y lo calificó como un “gabinete de cabotaje”, ya que “el definitivo se conocerá después del 14 de noviembre”. Sobre los anuncios económicos, lanzó: “Pan y circo”

Luis Petri, diputado nacional de la Unión Cívica Radical, disparó sin filtro contra el Gobierno nacional ante el masivo recambio de ministros y advirtió que “estamos un gabinete de emergencia y cabotaje, donde el definitivo se va a conocer después de las elecciones de noviembre. El de ahora tiene el único objetivo de intentar parar la crisis en el seno del gobierno después de la estrepitosa derrota en las PASO”.

En diálogo con Radio Mitre, el legislador de Juntos por el Cambio sostuvo que “el presidente cambia de nombres para que nada cambie, porque habrá una profundización de las políticas que nos trajeron hasta acá; y para corregir supuestamente el fracaso actual, trae funcionarios del pasado que ya fracasaron durante los 12 años de la gestión kirchnerista”, comentó en alusión a la vuelta de Aníbal Fernández, Juan Manzur y Daniel Filmus, entre otros.

“Este gobierno huele a naftalina vencida; proviene de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Van a ponerle dinero a la gente en el bolsillo para intentar cambiar el humor social; pero no van a corregir los problemas estructurales y las causas de la grave crisis económica, social y política que tiene la Argentina”, analizó Petri.

Consideró que la batería de anuncios económicos que hará el Ejecutivo es más “pan y circo; la gente sabe que este plan para hoy, es hambre para mañana; porque mágicamente no se va a generar empleo, si no se hace una reforma laboral profunda; Argentina no da seguridad jurídica para que vengan inversiones. Con la maquinita poner dinero en la calle o darle un destino distinto a los fondos del FMI, puede suponer una pequeña burbuja, pero todos saben que después de noviembre, esta situación ficticia se va a topar con la realidad; después hay que pagar la fiesta y los argentinos son conscientes”.

Respecto a la relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, Petri evaluó que es el “primer round”; porque “antes había una guerra fría, el presidente fue un presidente que Cristina alquiló para perforar el voto de los sectores reaccionarios a votar al Frente de Todos”. “Vinieron los primeros encontronazos; la vicepresidenta empezó a marcarle la cancha y volaban ministros; y fue in crescendo hasta el resultado electoral, que hizo implosionar las estructuras del Frente de Todos, que fue concebido para tomar el poder y evitar la persecución judicial. Es el primer round; está claro que esta pelea ha sido diferida a noviembre”, completó.