Periodistas e intelectuales repudiaron el ‘silencio’ y la ‘complicidad’ del gobierno para con los terroristas

564

Crece la condena social a la bochornosa presencia del embajador argentino en la reasunción de Daniel Ortega en Nicaragua, a la cual asistió un iraní acusado del atentado a la AMIA. “Un nuevo eslabón en la cadena de impunidad”.


A través de una durísima carta abierta, un grupo de periodistas e intelectuales repudió la presencia del embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, junto a uno de los acusados por el atentado terrorista a la AMIA en la ceremonia de reasunción del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

No al olvido, no a la complicidad, no al encubrimiento”, comienza la misiva que cuenta con la firma de los periodistas Alfredo Leuco, Miguel Wiñazki, Willy Kohan y Fanny Mandelbaum, además de los intelectuales Marcos Aguinis, Federico Andahazi, Marcelo Birmajer, Diana Cohen Agrest, Gonzalo Garcés, Santiago Kovadloff, Jorge Ossona, Silvia Plager, Daniel Sabsay, Julián Schvindlerman, Jorge Sigal, Diana Wang y Claudio Zuchovicki.

Luego del fuerte repudio opositor y del pedido para que el Canciller Santiago Cafiero se presente a dar explicaciones en el Congreso, los periodistas e intelectuales solicitaron “una explicación al Gobierno Nacional sobre este nuevo eslabón de la larga cadena de impunidad desde 1994”.

El embajador argentino Daniel Capitanich compartió con un acusado del  ataque terrorista a la AMIA la asunción del dictador sandinista Daniel  Ortega en Nicaragua - Infobae

Muy particularmente al titular del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, Santiago Cafiero, y del embajador argentino en Nicaragua, Daniel Capitanich, quienes hasta el momento no se han pronunciado sobre la presencia del terrorista prófugo; mentor del asesinato de aquellos ochenta y cinco compatriotas sobre quien pesa una orden de captura internacional por la Interpol”, destacaron.

En ese punto, consideraron que se trata de “un silencio que atenta no solo en contra de su memoria sino de la dignidad del conjunto de nuestra República”. Los firmantes expresaron su “estupor la presencia en la ceremonia de reasunción del Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, del Vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezaí, acusado como autor intelectual del atentado terrorista a la AMIA el 18 de julio de 1994 sobre quien pesa una orden de captura internacional”.

“Un ataque artero y criminal que le costara la vida a ochenta y cinco compatriotas y a otros trescientos lesionados”, puntualizaron en la carta.

Además consideraron que “la omisión se inscribe, de todos modos, en una larga secuencia de impunidad denunciada precursoramente por nuestro inolvidable amigo José ‘Pepe’ Eliaschev quien el 23 de marzo de 2011 advirtiera una trama secreta del gobierno de entonces con su par iraní de manera de olvidar el crimen a cambio de un acuerdo comercial”.

“La información fue en línea con la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán homologado entre ambos gobiernos en 27 de enero de 2013. El pacto suscitó una investigación presentada dos años más tarde por el Fiscal Alberto Nisman muerto en condiciones por demás dudosas el 18 de enero de 2015; justo unas horas antes de su presentación en el Congreso Nacional. Este nuevo capítulo no deja de ser coherente con la política solidaria del actual gobierno respecto de las autocracias de Latinoamérica cuyos más encumbrados exponentes se dieron cita en la ceremonia en Managua”, concluyeron.