Para Cafiero, “Argentina no es ese país de mierda que a veces nos tratan de retratar”

546

Con críticas a la oposición, el jefe de gabinete defendió la gestión del Gobierno y consideró que “el destino para nuestras juventudes no puede ser Ezeiza“.


Con nuevos dardos a la oposición y en defensa de la gestión del Gobierno nacional, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, aseguró este martes que “Argentina no es ese país de mierda que a veces nos tratan de retratar” y destacó que la pobreza no se soluciona con planes sociales, sino con trabajo.

En el marco del lanzamiento del Consejo Multisectorial de la Juventud, argumentó que “desde que empezó nuestro gobierno hay notas y notas de argentinos exitosos que se fueron del país. Argentinos que se fueron del país a trabajar en cosas que acá no estarían dispuestos a trabajar, como si eso fuera un destino común para el país”.

En esa línea consideró que “el destino para nuestras juventudes no puede ser Ezeiza y afirmó: “Tiene que ser desarrollarse en un país que brinde todas las condiciones económicas, sociales y culturales para hacerlo. Argentina no es ese país de mierda que a veces nos tratan de retratar”.

“Esa idea es equivocada y destruye cualquier puente hacia el futuro. Argentina es uno de los doce países en el mundo que hace vacunas contra el Covid-19. Tan malos no somos. Somos uno de los 15 países que desarrolla satélites. Hace falta una juventud activa que debata y no le tenga miedo a las opiniones que se reproducen en los medios dominantes“, insistió el funcionario.

Y siguió: “Tenemos que romper con eso. Romper con eso significa entender nuestro rol histórico. La pobreza no la vamos a reducir con la Tarjeta Alimentar ni con ningún programa de Desarrollo Social. Se reduce con trabajo”.

A modo de reflexión final, Cafiero precisó que “las juventudes están destinadas a disputar el presente y no a discutir el futuro. A disputar el presente para construir el futuro. Lo fundamental es conservar el diálogo franco, la frescura, decir lo que pensamos, lo que creemos, hacer valer cada minuto la responsabilidad de estar viviendo en democracia”.