Ocaña: “Antes que cuidar la salud, el Gobierno cuidó los intereses de empresarios”

642

La legisladora trató de “criminal” la actitud del Ejecutivo al no firmar un acuerdo con Pfizer, laboratorio que ofreció 13 millones de vacunas contra el Covid. “Se priorizó el negocio de un empresario amigo, por eso solo se acordó con AstraZeneca”, agregó.


Este martes se realizó una audiencia en la Cámara de Diputados donde los legisladores pudieron dialogar con los principales laboratorios algunas cuestiones particulares en torno a los contratos y las charlas con el Gobierno nacional por las vacunas contra el Covid. La diputada Graciela Ocaña comentó que el hecho «aclaró muchas dudas» y señaló que el Frente de Todos «privilegió un contrato frente a otro».

En el primer contrato de Pfizer estaban las condiciones a las que debía acoplarse el Gobierno, y la ruta de la entrega de vacunas que iba a hacer la farmacéutica. Iban a entregar 8 millones en el primer semestre, de las cuales 3 millones iban a ser entregadas antes del 31 de marzo. Hay que recordar que Argentina antes de enfrentar la segunda ola, había vacunado sólo a 900 mil personas para esa fecha. Por eso es tan criminal lo que hicieron“; lanzó de entrada la dirigente opositora en diálogo con Alfredo Leuco por LN+.

Y narró: “Cuando Pfizer presenta esa propuesta en el Ministerio de Salud, es donde se coloca en la Cámara de Diputados la palabra negligencia. Es decir, que el Ministerio de Salud, que siguió toda la evolución de la ley, sabía que no era para Pfizer, esa ley era para AstraZeneca y para el negocio que le había traído un empresario amigo del Gobierno como Hugo Sigman. Esa vacuna era la única que el Gobierno quería comprar y esto hoy quedó muy claro. Antes que cuidar la salud de los argentinos, cuidó los intereses de los empresarios. Esto es lo más grave de lo que surge hoy de Pfizer“.

Indignada por las declaraciones del titular de Pfizer en la Argentina, Nicolás Vaquer, quien aseguró que fueron 13 millones las dosis que ofreció el laboratorio el año pasado, Ocaña aseveró: “¿Cuántas vidas podían haberse salvado si llegaban las dosis de Pfizer? Además hay que destacar que ya entregó 600 millones de vacunas al mundo y cumplió con el 99% de las entregas comprometidas. Nunca pidió glaciares, ni las cataratas ni ningún bien”.

La imposibilidad la gestionó el propio gobierno al poner las condiciones dentro de la ley de vacunas, que después ni siquiera vetó porque tuvo muchas oportunidades. Está muy claro porque al otro día que se promulgó la ley, el único contrato que Argentina firmó fue con AstraZeneca, que hoy no estuvo presente en el recinto”, reafirmó la ex ministra de Salud.