Mauricio Macri fue invitado al funeral de Estado que se hará en Japón por el asesinato de Shinzo Abe

380

El ex presidente argentino mantuvo una relación cercana con el por entonces Premier a lo largo de sus cuatro años de mandato. Recibió la invitación “por un pedido expreso de la familia”.


El ex presidente Mauricio Macri fue invitado por la familia de Shinzo Abe al funeral de Estado que se celebrará el 27 de septiembre en Tokio, tras el asesinato del ex Primer Ministro japonés. Entre otros líderes globales, participarán el Primer Ministro canadiense, Justin Trudeau; su par indio, Narendra Modila; la Vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris; el titular del Consejo Europeo, Charles Michel; el ex mandatario norteamericano Barack Obama; y la ex canciller alemana, Angela Merkel.

Durante su mandato, Macri desarrolló un vínculo cercano con el difunto Premier nipón, una relación forjada a lo largo de cuatro años con reuniones de trabajo en al ámbito bilateral y del G20 realizado en Argentina, que fortaleció la confianza y el respeto entre ambos líderes. La oficina del ex mandatario argentino reveló que la invitación llegó “por un pedido expreso de la familia del ex Primer Ministro ABE”, a la vez que expresaron que “sería un honor y una íntima emoción” para ellos “que el Sr. ex Presidente pudiera acompañarlos en este momento de honda significación en sus vidas”.

Shinzo Abe se convirtió en el primer ministro más longevo de Japón cuando llegó al poder en 2006 con 52 años. Durante ese primer mandato, gobernó el país entre 2006 y 2007. El 12 de septiembre de 2007, anunció la dimisión a su cargo argumentando la falta de confianza del pueblo japonés en su gestión. Volvió al poder entre 2012 y 2020, lo que lo convirtió en el primer ministro con más años de servicio en la historia de Japón.

Abe era un político de sangre azul que fue preparado para seguir los pasos de su abuelo, el ex primer ministro Nobusuke Kishi. Su retórica política a menudo se centró en hacer de Japón una nación “normal” y “hermosa” con un ejército más fuerte y un papel más importante en los asuntos internacionales.

El ex mandatario falleció la mañana del viernes 8 de julio de este año, luego de recibir un impacto de bala por la espalda durante un evento de campaña en la región de Nara.