Mario Negri: “En este país faltan vacunas y sobra inmoralidad pública”

359

El diputado de Juntos por el Cambio destrozó al gobernador Kicillof por ofrecerle una vacuna a la escritora Beatriz Sarlo. También apuntó contra los grupos que piden quemar libros de la escritora, a los que llamó “sectarios” y “nazifascistas”.


El diputado nacional y jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en la cámara baja, Mario Negri, salió a cuestionar condureza la actitud del gobernador bonaerense Axel Kicillof ante el escándalo por ofrecerle una vacuna anti covid a la escritora Beatriz Sarlo en el mes de enero. Además apuntó contra los grupos que piden quemar las obras de la ensayista, tratándolos de “sectarios” y “nazifascistas”.

Durante el pase de programas entre los conductores Jonatan Viale y Alfredo Leuco, en el canal LN+, Negri fue consultado por la reacción de Kicillof frente a la declaración de Sarlo ante la Justicia: “El gobernador de Buenos Aires no puede darse por sorprendido, porque han pasado 40 días desde lo que Sarlo dijo por primera vez”.

“Antes de las 24 horas de los dichos, (Kicillof) podría haberle explicado a los argentinos qué es lo que sucedía con su esposa (Soledad Quereilhac) y si lo que decía Beatriz Sarlo era cierto o mentira. Ahora nos enteramos de la obviedad, porque en este país faltan vacunas y sobra inmoralidad pública. Hay amoralidad”, añadió.

Por otra parte, Negri criticó duramente a quienes piden “quemar los libros” de Sarlo: “¿Qué le queda a la Argentina? Soy optimista pensando que son pequeños grupos sectarios, casi nazifascistas y que se consideran progresistas. ¿Cuál es el peor signo de la declinación del populismo? Además de la inmoralidad del Estado y la trampa, quemar los libros. Esa es la idea del retraso de la esquina”.

En otro tramo de la entrevista, el diputado cordobés se refirió a los polémicos cambios que el Frente de Todos impulsa para el Poder Judicial: “Si el kirchnerismo puede, va por todo. Tenemos que tener cuidado los opositores en no comernos todos los amagues. La madre de las batallas es a fin de año (en relación a las elecciones legislativas), ya que el kirchnerismo nunca pudo gobernar si no tiene mayoría absoluta, y además desde que llegó la Vicepresidenta tiene por obsesión resolver el problema de impunidad con el pasado, a cualquier precio”.