Laspina: “Ningún país del mundo subió los impuestos en pandemia”

509

El diputado criticó con dureza el impuesto a la riqueza que busca aprobar el kirchnerismo en el Congreso, el cual fue presentado como un “aporte solidario extraordinario”.


Luciano Laspina, diputado de Juntos por el Cambio, volvió a manifestar su rechazo al nuevo gravamen que busca implementar el oficialismo en medio de la crisis económica generada por la pandemia. Analizó que el proyecto de “impuesto a la riqueza”, es “distorsivo” y “confiscatorio”.

“Ningún país del mundo, en medio de un colapso en el nivel de actividad como el que está sufriendo el sector privado, ha impulsado una suba de impuestos. Esto hiere la más simple lógica del keynesianismo de libro de texto. Subir impuestos en el medio de la recesión es más recesivo”, se quejó el legislador en declaraciones a Radio Mitre.

Al enumerar los polémicos puntos de la iniciativa, dijo que en primer lugar implica una suba temporaria de la alícuota de bienes personales, lo que generaría una “doble imposición”. Luego recordó que tiene otro problema técnico que es el momento donde se evalúan los bienes, que es retroactivo. “Vos podés tener una valuación de activos en 2019 que, tras la pandemia, en 2020 claramente puede ser distinta”, aclaró.

Más allá de las cuestiones técnicas, Laspina criticó que se gravan todos los activos productivos, incluyendo activos rurales, sociedades, títulos públicos, depósitos, que por ejemplo no están gravados en el impuesto a los bienes personales. Y lanzó: “Todo esto hace que el impuesto sea extremadamente distorsivo”.

Una de las críticas de Laspina es que si bien el impuesto habla de grandes fortunas termina impactando en los empresarios pymes, que son los que hoy ponen dinero de su propio bolsillo mantienen la actividad y el empleo. “Uno tiene que pensar que un empresario de una PyME industrial que tiene un galpón relativamente grande y ha comprado dos o tres maquinarias a Europa, como un torno que vale USD 150.000, probablemente tenga activos en la Argentina por el valor que pone el impuesto; y quizás también esté poniendo plata de su bolsillo para mantener la actividad de su empresa”, consideró el dirigente opositor.

Para Laspina, esta maniobra implica una lógica “muy kirchnerista” de dividir entre ricos y pobres, porteños y provincias, empleados versus empresarios. “Este es el juego de suma cero al que nos quieren llevar. No estamos dispuestos a a caer en esa trampa por meternos en una situación vergonzante de que nos digan que estamos defendiendo a los ricos. Estamos defendiendo que no haya más impuestos en la Argentina”.