La indignación de Galperin tras el fallo por YPF: “¿Cuántas escuelas se pagarían con esto?

650

El fundador de Mercado Libre no ocultó su enojo por el fallo adverso en el juicio por la estatización de la petrolera, que le costará al país 16 mil millones de dólares.


El dueño de Mercado Libre, Marcos Galperin, cuestionó duramente al Gobierno nacional por el fallo adverso en el juicio por la estatización de YPF.

“Cuántas escuelas se pagarían con esto? Cuántos hospitales? Cuánta obra pública? Duele en el alma. Será que sólo mediante fallos de jueces en EE.UU. podremos aprender como sociedad y dejar de ser autoritarios e irresponsibles?”, se lamentó el empresario en la red social X, tras conocerse la decisión de la jueza Loretta Preska que ordena al país pagarle US$ 16.000 millones al fondo Burford.

Insólitamente llegó la respuesta de Juan Grabois, que se hizo esperar y finalmente, unos días después, el dirigente hizo su descargo: “MercadoLibre y todas las aplicaciones vinculadas son muy útiles, la Coca-Cola es muy rica, las Nike son muy buenas zapatillas. En ninguna sociedad mínimamente civilizada eso le da la razón a las grandes empresas y sus propietarios, ni los exime de sus responsabilidades impositivas, sanitarias, laborales y ambientales”.

En esa línea, continuó: “La verdad que lo de Galperin es una cosa llamativa. Se queja de las regulaciones públicas. Se queja del Estado. Más allá de sus méritos como empresario, que sin duda los tiene por haber copiado con éxito E-bay en nuestras latitudes y su habilidad éticamente cuestionable pero comercialmente destacable para lograr un extraordinaria posición dominante por integración vertical de la cadena de promoción, comercialización, financiamiento, pago, almacenamiento, importación y distribución; la mayor parte de su fortuna se explica por el incumplimiento de las regulaciones públicas y las prebendas estatales en perjuicio del pueblo. No solo en la Argentina sino en otros países permeables al poder del dinero”.

Antecedente

Esta no es la primera vez que Grabois y Galperín se enfrentan a través de las redes sociales. La polémica comenzó en 2019, luego de que Mercado Libre registrara una suba de 20% en el precio de sus acciones en Wall Street y alcanzara un market cap de más de US$ 28.400 millones.

En ese momento, Grabois señaló a la empresa de “contrabando, evasión, especulación financiera, abuso al consumidor y competencia desleal”. Asimismo, aseguró que el “éxito” de Mercado Libre “destruye miles de puestos de trabajo” y acusó al empresario de tener “curros” con el macrismo.

Grabois_-_Galperin_2.jpg

En respuesta a sus acusaciones, la empresa emitió un comunicado en el que expresó “su preocupación y repudio” por “los comentarios que tomaron estado público”. Allí detalló que “más de 580.000 familias generan su principal ingreso a través de la plataforma” en la región y que está “adecuadamente enmarcada en la política pública establecida por la Ley de Promoción del Software, por ser una empresa argentina de desarrollo de software y de valor agregado aplicado al e-commerce”.

Meses más tarde, Grabois volvió a acusar a Galperín de evasor, contaminador y estafador, luego de que el empresario compartiera un artículo de Wall Street Journal en el que elogiaba la flexibilidad de las regulaciones en despidos del mercado laboral estadounidense. Grabois le recriminó opinar sobre el tema desde “un origen privilegiado”, debido a que el padre del empresario era el dueño de las curtiembres SEDESA.

Grabois_-_Galperin_3.jpg