Frederic minimizó los crímenes en Rosario y dijo que no mandará más fuerzas federales

475

La ministra de Seguridad de la Nación planteó que la tasa de homicidios en la ciudad de Buenos Aires “creció más que en Santa Fe”. Duras críticas de la oposición.


En medio de la conmoción que atraviesa la provincia de Santa Fe por la ola de crímenes ligados al narcotráfico, la ministra de Seguridad Sabina Frederic tuvo otro curioso derrape al declarar que “no va enviar efectivos adicionales”. Explicó que van a “mejorar el despliegue” de las fuerzas federales porque advirtió que “los recursos humanos son escasos” y disparó contra el precandidato a diputado nacional en provincia de Buenos Aires por Juntos, Diego Santilli. Dijo que la tasa de homicidios en la ciudad de Buenos Aires “creció más que en Santa Fe”, en un dardo al exministro de Seguridad porteño a cuatro días para las PASO.

La funcionaria se refirió a la dura situación por la que atraviesa la provincia gobernada por Omar Perotti, donde solo en Rosario el martes hubo seis asesinatos en 20 horas. Consideró que “realmente es una situación grave, que se agravó en los últimos días”. Explicó que trabajan con la provincia para enfrentar esta problemática y mencionó que “con el despliegue en estos días de otros 160 efectivos se duplicó la cantidad de fuerzas federales que había, la mayor parte de las cuales están concentradas en Rosario”.

Frederic aclaró que no van a enviar más agentes sino que van a reorganizarlos: “Más que hacer crecer la cantidad de efectivos, que son 4000 prestando colaboración en la calle estamos trabajando para mejorar el despliegue. O sea optimizar los recursos humanos, que son escasos”. Consideró que entre las medidas dispuestas por la violencia en la provincia están la creación de una unidad ministerial, además del trabajo de prevención de las fuerzas federales junto con la policía de Santa Fe. Dijo que los agentes colaboran con el fortalecimiento del trabajo de investigación criminal, que aseguró que “venía demorado”.

Para la funcionaria “está claro que Rosario tiene un problema crónico que no pudo resolverse” aunque destacó que el gobernador Perotti “está poniendo mucha atención en el tema”. Advirtió que la ola de violencia por la que pasa el distrito presenta “algunos ribetes políticos que se han planteado en el pasado y eso puede estar incidiendo” y pidió que se impulse un “cambio estructural”: “No nos podemos permitir las oleadas de violencia que venimos atravesando desde el año 2012″.

Con dardos a Santilli, criticó la gestión del exministro de Seguridad porteño a poco para las PASO y afirmó que el salto del exfuncionario a la provincia de Buenos Aires tiene que ver con “no hablar de sus desaciertos de gestión” en la ciudad de Buenos Aires.