Formosa: la separaron de su hijo recién nacido y se lo entregaron muerto

585

Ocurrió en la localidad de Clorinda. Johana Martínez denunció que un médico se llevó al pequeño por una supuesta falla respiratoria y a las 24 horas le informaron por teléfono de su fallecimiento.


Un nuevo escándalo con los derechos de las mujeres se desató en Formosa con la historia de una madre de 29 años que se despidió de su hijo con vida y le avisaron un día más tarde de su muerte. La causa ya llegó a los juzgados, donde hay dos hospitales involucrados y varios médicos en la mira por una situación crítica en materia social y sanitaria.

Johana Martínez se encontraba en una sala de internación del hospital “Cruz Felipe Arnedo” de la ciudad de Clorinda amamantando a su bebé recién nacido. A los pocos minutos, un médico se acercó para informarle de la derivación del bebé hacia el hospital de La Madre y el Niño de Formosa por una deficiencia respiratoria.

Hasta esa situación, parecía una acción de rutina hasta que la madre pidió acompañarlo en la ambulancia y el doctor le negó esta posibilidad con el argumento de que debía cumplir 14 días de cuarentena. “Ante mi desesperación, fui a hablar con el médico, que resultó ser un clínico y no un pediatra. Allí un doctor de apellido Otazú me prohibió que lo acompañe a mi hijo en la ambulancia porque según él”, contó.

“Ya contaba con un hisopado negativo que me hicieron al ingresar a la internación y directamente no me dejó ni despedirlo. Me arrancó de las manos con esa sola explicación“, agregó Johana en declaraciones a Clarín, donde detalló como fueron las horas posteriores hasta que se le informó de la muerte.

“Sólo se acercó una asistente social para pedirme los datos y avisarme que el bebé estaba grave en Formosa. Luego, para las 20, una enfermera me aplicó un calmante y me trasladó a otra sala. Fue allí que mi marido recibió un llamado con la noticia de que nuestro hijo había muerto por un paro cardiorrespiratorio en el Hospital de La Madre y El Niño. Y que el cuerpo iba a regresar el jueves cuando se desocupaba una ambulancia”, contó.

Según continúa el relato de Johana, el padre se acercó a la morgue judicial para hacer el reconocimiento y en ese momento le dieron a conocer que el cuerpo había ingresado el miércoles a la noche para la autopsia, por lo que el contacto de la asistente social llegó un tiempo largo después. “Ese mismo día que lo llevaron de mis brazos murió y nos avisaron muchas horas después”, sentenció.

Ahora, la causa que inició la pareja de Clorinda se encuentra en el Juzgado de Instrucción y Correccional N° 1, a cargo del doctor Julio Raúl Mauriño. La misma es por “averiguación de causal de muerte” y por el momento solamente se solicitó al Juez el informe pormenorizado de la autopsia y los resultados preliminares de los forenses sobre el estado de su salud del recién nacido.