Fernández Díaz: “El Papa Francisco es el ideólogo y jefe espiritual de este cambalache”

2237

El periodista y escritor apuntó contra el máximo Pontífice por su rol en el Gobierno de Alberto Fernández. “Él nunca quiso ser Papa, siempre soñó con ser Perón y ahora juega como operador político”.


Feliz por el exitoso lanzamiento de su nuevo libro La Traición, la nueva aventura del agente de Inteligencia y ex combatiente de Malvinas Remil que ya es furor en las librerías de todo el país, Jorge Fernández Díaz brindó algunos detalles de la historia y contó cómo fueron los días de encierro durante la cuarentena mientras escribía la ficción. “Hay que luchar contra esa cárcel mental que nos trajo a esta decadencia. Este libro es de suspenso, aparecen mujeres inquietantes, luchas, infidelidades. Estuve haciéndolo en cuarentena, me costó muchísimo en el encierro pero por suerte me ayudaron muchos amigos“, reflexionó en Palabra de Leuco.

En el terreno político, el escritor habló del progresismo y su relación con el modelo kirchnerista, la influencia de la Iglesia y del Papa Francisco en este Gobierno que se encarga de “atacar permanentemente a la clase media”.

“Los progresistas no resistieron que el kirchnerismo los corriera por izquierda. Muchos que se habían vuelto republicanos, luchadores por la transparencia y en contra de la corrupción, cuando llegan acá empiezan a sentirse cautivados por una especie de épica muy oportunista que crearon los Kirchner, se compran la idea de que los K son progresistas, aunque en realidad son regresistas. De hecho están contra el progreso, estamos viviendo un ataque a la clase media que progresó”, analizó Fernández Díaz en TN.

Y siguió criticando la iniciativa del Ejecutivo: “El enemigo ya no son los grandes empresarios, ahora la lucha es contra nosotros, los hijos y nietos de inmigrantes, quienes formamos parte de esa caudalosa clase media que hizo méritos en la vida”.

En ese punto, consideró que “el Gobierno atenta los méritos, atacan la idea de progresar y que si no te entregas al kirchnerismo, sos un gorila, un antipatria, un antipueblo, un cipayo; y si estás con ellos sos patriota, sos el pueblo”.

“Son todos esos argumentos que toman los progresistas y hasta la Iglesia. El Papa Francisco es el ideólogo de este Gobierno y el jefe espiritual de este cambalache que se está viviendo en la Argentina. Ha actuado como un gran operador para unir todas las partes“, indicó el periodista, y apuntó contra el máximo Pontífice: “Él nunca quiso ser Papa, siempre soñó con ser Perón. Y ahora lo está consiguiendo porque por las tardes en vez de relajarse, se dedica a hacer política con jueces, con curas, con militantes desde Roma. Juega como operador político. Es alguien formado en la derecha peronista que todavía les regala a sus principales curas un libro de Roberto Kusch, un filósofo argentino bastante controversial, pobrista y de derecha“.

“Cuando vos lo criticas se defiende como pastor. No asoma la cara pero está detrás de todas estas cosas“; remató.