Denuncian que Moyano habría pagado a ex espías de la AFI para tumbar la causa de Independiente

698

En una serie de audios que investiga la Justicia, se habla de la supuesta entrega de dinero a cambio de hacer cambiar la declaración de un ex barrabrava del club para desligar a Pablo Moyano. La cifra ronda entre los 200 mil y 500 mil dólares.


Una nueva mancha judicial suma el líder camionero Hugo Moyano, quien habría pagado a través de su abogado Daniel Llermanos, entre 200 mil y 500 mil dólares a dos ex agentes de la AFI para tumbar la causa por el fraude a Independiente en que está imputado su hijo Pablo.

Según cuenta el periodista Luis Gasulla, los ex espías se llaman Facundo Melo y Leandro Araque y conversaron sobre ese supuesto pago en un audio encontrado por la Justicia en el celular del segundo. Llermanos les habría pagado para “dar vuelta” la declaración indagatoria de un ex barra brava de independiente, Daniel Lagaronne, quien había acusado a Pablo Moyano de liderar una asociación ilícita para defraudar al club en la causa que investiga el fiscal Sebastián Scalera.

Dichas conversaciones fueron extraídas del celular de Araque en el marco de la causa por presunto espionaje ilegal que tramita en Lomas de Zamora, que llevan el juez Juan Pablo Augé y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide.

Los audios entre Melo y Leandro fueron difundidos en el programa “Esta Mañana” por Radio Rivadavia que dirige Luis Majul luego de entrevistar al periodista Camilo Cagnacci.

Los audios están en la causa que investiga el juez de Garantías 1 de Lomas de Zamora, Jorge Walter López, y el fiscal Javier Martínez, quien llamó a indagatoria a Llermanos esta semana pero no se presentó por problemas de salud.

En el primer audio, Melo le informa a Araque que está “apurando” a Llermanos, con quien acababa de reunirse, para que les pague el supuesto saldo pendiente por los servicios prestados.

Se refiere a Llermanos como “el Viejo”. Y le cuenta a Araque que le pidió “por lo menos la mitad” del dinero pactado.

También, le dice que Llermanos se comprometió a hablar con “el Negro” -por Moyano- para darle una respuesta “el lunes”.

El abogado del líder camionero habría sido aún más específico: “Vamos a ver de rascar lo más que podamos de la lata”.

Además, Melo le comenta a su compañero que le hizo escuchar a Llermanos unos audios que podrían servirle para complicar al fiscal Sebastián Scalera, quien investiga las presuntas irregularidades en el club Independiente.

Por último, Melo termina dando por descontado que Hugo Moyano y su abogado terminarían pagándoles sus “servicios”.

Al final, Melo se muestra esperanzado en cobrar: “Yo creo que la va a cumplir, pero nos va a hacer renegar”.

Esta es la transcripción, por ejemplo, de un audio extraído del teléfono de Araque:

—Sí, amigo. Sí, sí. Todo tranqui. Ahora quedé que el lunes nos vemos a las seis de la tarde y me da una respuesta. Le dije: ‘mirá que yo la semana que viene, boludo, necesito algo’. Basta. Recién estoy volviendo, boludo. Recién. Le digo, ‘necesito algo, dejémonos de embromar’. ‘Sí, sí. El lunes hablo con El Negro y te digo’. Por lo menos la mitad. ‘Nooo… la mitad’, viste como es. ‘Vamos a ver (de) rascar lo más que podamos de la lata, porque El Negro, viste, cuando Damián se dio vuelta…”

“Viste que arranca él, siempre. Y boludo, ¿qué más querés? Basta. Le pasé el audio. Nada, le recontra sirve. Pero viste como es: ‘no, hay tres fragmentos… no es lo que yo pensaba, pero hay tres fragmentos’. Viste como es El Viejo. Así que, bueno, el lunes quedé, Enano… nos va a hacer renegar este. Yo creo que la va a cumplir, pero nos va a hacer renegar”, agrega el audio.

Porque Melo no solo trabajaba en ese momento para la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) del gobierno de Macri. En paralelo, representaba legalmente a Damián Lagaronne, uno de los laderos de Pablo “Bebote” Álvarez, el otro barra brava de Independiente que terminó complicando, y mucho, a Pablo Moyano ante la justicia.

La charla telefónica tuvo lugar el 9 de febrero de 2019. Por ese entonces, tanto Lagaronne como Bebote Alvarez permanecían en prisión.