Caso Alperovich: la fiscalía pidió 16 años y seis meses de prisión

350

Además, la querella solicitó 22 años de cárcel para el exgobernador de Tucumán, acusado de nueve hechos de abuso sexual. Y como si fuera poco, también está acorralado por una herencia familiar millonaria.


Este lunes comenzó la etapa final del juicio a José Alperovich, con los alegatos de la querella, integrada por los abogados Pablo Rovatti y Carolina Cymerman, quienes pidieron 22 años de prisión para el exgobernador de Tucumán, acusado de nueve hechos de abuso sexual. Además, solicitaron que quede detenido con prisión preventiva en caso de ser condenado.

La fiscalía, en tanto, pidió 16 años y seis meses de cárcel. De igual manera, pidió que tenga custodia policial y sea controlado con tobillera electrónica hasta el día del veredicto.

El juez avaló que se quede con vigilancia hasta el miércoles que son los alegatos de la defensa, pero sin la necesidad de la tobillera.

“En este juicio pudimos acreditar que Alperovich es culpable de todos los hechos denunciados. Pedimos que se lo juzgue bajo la calificación de abuso sexual con acceso carnal reiterado en seis oportunidades, en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante”, expresó Rovatti. Para la querella, “los hechos 1, 3 y 5 configuran un solo hecho”.Juicio contra Alperovich: la querella pidió 22 años de prisión por abuso sexual

La fiscalía mantiene la imputación que se hizo en la elevación a juicio, con la calificación de abuso sexual agravado por acceso carnal en seis oportunidades, y por haber cometido al menos tres hechos de abuso sexual, dos de ellos en grado de tentativa.

Todo en concurso real, es decir, se debe considerar la pena por separado. Toma como agravantes el sometimiento, la asimetría de poder y la autoridad que tenía como funcionario público, además del deterioro físico y psicológico.

Herencia millonaria recibida

El ex gobernador de Tucumán José Alperovich tiene abierto otro frente judicial complicado a raíz de la denuncia de integrantes de su propia familia quienes lo acusaron de haberse quedado con la herencia en perjuicio de otros herederos para lo cual implementó maniobras irregulares. 

La disputa familiar sucedió tras la muerte de Marta León de Alperovich, madre del ex gobernador, en 2021 y a raíz de la presidencia que ésta llevaba a cabo de la empresa León Alperovich S.A.C.I.F.I., la sociedad comercial, industrial, financiera e inmobiliaria de administración familiar.

Los hermanos son José, Naum, Sara y Leonor y según sobrinos de Alperovich fue él junto con le segundo de los hermanos quienes mediante maniobras irregulares se hicieron de la herencia familiar. 

La denuncia presentada por Martín, Matías y Marcela Meleguir, hijos de Leonor y sobrinos del ex gobernador, fueron quienes se presentaron en el Juzgado Civil en Familia y Sucesiones de la III° Nominación y señalaron que José y Naum influenciaron a su madre para que les cediera la herencia en perjuicio de sus otras hijas. 

Para ello -denunciaron- simularon pagos de dividendos del a firma León Alperovich S.A.C.I.F.I por valores exageradamente inferiores a los reales valores de mercado, mediante actos irregulares donde llamativamente resultaron ser los únicos socios favorecidos.

Según trascendió, la herencia en cuestión comprende unos 76 inmuebles en total, así como plazos fijos y sumas importantes de dinero que llegan a los 6,5 millones de dólares y 10,5 millones de pesos que habrían quedado en poder de José y Naum Alperovich.

Junto con la demanda civil también instaron una denuncia penal contra los integrantes del directorio de la empresa familiar: Daniel Alperovich (hijo del ex gobernador), de Naum Alperovich y Raúl Estofán (síndico de la empresa y hermano de un juez de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán) quienes -según se los acusa- habrían fraguado documentos para permitir que los bienes pasen a manos de los dos hermanos favorecidos. 

La denuncia es por falsificación ideológica para hacer de esa herencia familiar y aprovechando que la madre estaba internada a fines de 2021 por problemas de salud. 

El 22 de mayo pasado, uno de los sobrinos ratificó la denuncia penal ante la Unidad Fiscal de Investigaciones Especializada en Usurpaciones, Estafas y Cibercriminalidad 1 a cargo del  Fiscal Mariano Fernández.