Bullrich bajó su candidatura pero advierte: “En 2023 me podrán votar”

373

Tras llegar a un acuerdo para que Vidal sea candidata en la Ciudad, la titular del PRO dijo tener “las condiciones y la valentía que hacen falta” para gobernar el país. “Apuesto al 2023”, confirmó.


A solo tres semanas del cierre de listas, tal como se esperaba Patricia Bullrich bajó su candidatura a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires y así le allanó el camino a la ex gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, para que encabece la fórmula porteña en las elecciones legislativas.

La ex ministra de Seguridad fue felicitada por varios referentes de la oposición por haber decidido en favor de la unidad del espacio luego de semanas de tensión. Dentro del acuerdo que llegaron, Bullrich se encargará del cierre de las las nóminas electorales del PRO en todo el país y retendrá el control de la fuerza, una vidriera que le permitirá fortificar su proyecto presidencial para 2023.

Yo decido no ser candidata para potenciar mi responsabilidad y mi compromiso político. Para hacer mío, con más libertad y fuerza, el afianzamiento de la esperanza de una sociedad que quiere salir, de una buena vez, del populismo y trabajar para superar la pobreza, la inflación, la corrupción, el delito como forma de gobierno, la sumisión de la Ley a la perversión del poder, la destrucción de la cultura del esfuerzo, la mediocridad actual de la educación. Por eso apuesto al 2023″, lanzó en su carta difundida esta tarde.

En unas cuatro páginas, la ex funcionaria de Mauricio Macro dejó en claro que “con mi renuncia, acercarme a la ciudadanía desde donde siento que puedo hacerlo con más profundidad y contribuir a mejorar la calidad de nuestra convivencia solidaria”. Y agregó: “Nuestro Estado debe dejar de ser un martirio para los argentinos -ese socio parasitario que es hoy, el sepulcro de sus expectativas- para convertirse de una vez por todas en su aliado. En definitiva, no renuncio ni renunciaré, en la medida de mis fuerzas, a conducir el país hacia ese horizonte en el que cada argentino pueda ver cumplidos sus sueños”.

La exministra resaltó uno de los tramos del texto “esta causa es mía pero no es para mí. Dejar la apetencia de un cargo para seguir escuchando a cada ciudadano, esté donde esté, va a ser mi forma de demostrar que estoy convencida de que la construcción de una transformación fundamental se realiza también con renunciamientos. Éste es el mío”.

Más adelante apuntó a lo que parece ser su plataforma rumbo a 2023: “Quiero presentar y perfeccionar junto a ustedes un programa de gobierno que sea una bisagra en la historia argentina. Que termine con la destrucción de la economía privada y logre potenciar las iniciativas, multiplicar empresas y proyectos que llenen de oportunidades al país y a cada uno de sus habitantes. Un programa que se desprenda de un sistema asistencial que estanca a millones en la miseria y lo reemplace por un sistema que promueva el trabajo”.